Miércoles, 04 de Marzo de 2009

Como si fuera un verdadero capitulo del Cartel de los Sapos, el Ministro de Defensa de Colombia Juan Manuel Santos, ante la profundización de la crisis general que vive el país, y las permanentes desautorizaciones de su gestión hechas por su socio-jefe Uribe Vélez, le responde uniendo públicamente a la cúpula militar con la bancada parlamentaria uribista, para conformar públicamente y por escrito, un frente político-militar.

Por:ANNCOL/Agencias

La podrida realidad que vive el país, inocultable ya a nivel nacional e internacional, ha agudizado las contradicciones existentes en el seno de la coalición de gobierno y motivado la actual lucha de hienas por la silla presidencial:
-Falsos positivos y desapariciones de civiles por recompensas, como estrategia de guerra contrainsurgente del ejército colombiano.

– 6 años de escándalo permanente del DAS, y finalmente ruptura entre José Obdulio y el fiscal Iguarán.

-Acusación escrita de don Berna al general Montoya embajador de Uribe Vélez en R. Dominicana.

-Ratificación de la condena al general Rito Alejo del Río cercano al presidente Uribe.

– Cierre de la oficina de Paz del comisionado Restrepo por “inoficiosa”

-Traslado de la base USAmericana de Manta Ecuador a Cali, anunciada por el ministro militar Santos.

– Amplio rechazo latinoamericano a la tesis militarista del ministro Santos, de la violación de la soberanía de las naciones bajo la cobertura ilegal de la “legítima defensa” y que fuera también defendida por Bush para invadir a Irak y Afganistán.

-Fracaso en dividir a través de sus “troyanos” el congreso del PDA y su estrategia hacia el futuro.

-Más de 300 militares muertos o desaparecidos en las selvas según declaraciones de Marleni Orjuela.

-Derribo misterioso de aviones fantasmas y helicópteros militares.

– Derrumbe del lavadero de dólares de las pirámides DGM “apalancada” por los hijos del presidente Uribe Vélez.

-Aumento del desempleo nacional a un 15% y crisis económica severa con perdida del control social en Nariño y Putumayo -Frontera con Ecuador- y en toda la región fronteriza con Venezuela.

Contradicciones insalvables entre José Obdulio y el fiscal Iguarán.

Y sobre todo, resucitación de las Farc que según el documento suscrito para la prensa por la cúpula militar, de un día para otro de las ‘cuevas’, pasan a ser “una amenaza continental”.

Todo esto ha motivado a todo el Militarismo –armado y parlamentario- a cerrar filas alrededor del nombre de su mejor exponente Juan Manuel Santos, y a dar el pregolpe en forma de un “ultimátum escrito” al presidente Uribe Vélez, destacado hoy por la prensa mundial como noticia del día.