Miércoles, 04 de Marzo de 2009

Los aparentes intentos de Obama por olvidar el escudo antimisiles podrían resultar embarazosos para el liderazgo polaco y checo que ha hecho ingentes esfuerzos por convencer de la necesidad de la iniciativa a una escéptica opinión pública.

Por: TeleSUR

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, rechazó este miércoles la carta de su homólogo estadounidense , Barack Obama, donde anuncia la renuncia a la instalación de un sistema de defensa en Europa del Este, pero a cambio de que el Kremlin contribuya a impedir que Irán desarrolle misiles de largo alcance.

Las especulaciones surgieron a raíz de un artículo del periódico New York Times, según el cual Obama envió hace tres semanas una carta a su par ruso en la que hacía tal sugerencia.

De visita en Madrid, Medvedev rechazó en conferencia de prensa la supuesta vinculación estadounidense entre el escudo antimisiles y el programa nuclear iraní.

«Si el nuevo gobierno de EE.UU. demuestra sentido común y propone alguna nueva estructura que sea aceptable para todos los europeos, para EE.UU. y para nuestro país, estaríamos dispuestos a negociar», explicó el mandatario.

Moscú ha bajado el tono en sus amenazas de instalar misiles en las fronteras de la OTAN, en su enclave occidental de Kaliningrado.

De acuerdo con los analistas, los aparentes intentos de Obama por olvidar el escudo antimisiles podrían resultar embarazosos para el liderazgo polaco y checo que ha hecho ingentes esfuerzos por convencer de la necesidad de la iniciativa a una escéptica opinión pública.

De hecho, según fuentes periodísticas, diplomáticos polacos exigieron a la Casa Blanca que se manifieste sin ambigüedades sobre el futuro del sistema antimisiles.