Viernes, 27 de febrero de 2009
La Hojilla, este viernes en la madrugada
Chávez recitó con Dame Pa’ Matala en ocasión del 27 de Febrero
Texto: Luigino Bracci Roa, Yvke Mundial

El Presidente considera muy importante recordar a aquellos jóvenes que no habían nacido cuando el Caracazo, o que eran muy jóvenes para recordarlo, todas las circunstancias que rodeaban a Venezuela en aquel momento. Recitó un poema al fallecido Luis Felipe Acosta Cárlez, con la música del grupo yaracuyano.


En la madrugada de este 27 de febrero, cumpliéndose 20 años de la rebelión popular conocida como el “Caracazo”, el Presidente Hugo Chávez se comunicó vía telefónica con el programa “La Hojilla” de VTV, en el cual participaba el grupo de cantores Dame Pa’ Matala.

Tras felicitar a los jóvenes y recordarles la fecha que se conmemora este viernes, Chávez recitó un poema que elaboró al enterarse de la muerte de su amigo Luis Felipe Acosta Cárlez, quien fue asesinado de un disparo el 1 de marzo de 1989, en causas oficialmente no precisadas pero que, para el Presidente, fue una emboscada planeada por la policía política del régimen, la Disip.

“El 1 de marzo de 1989 matan a mi compadre Luis Felipe Acosta Cárlez. Lo matan, le tienden una emboscada. La Disip le tendió una trampa. Cuando me entero, ¡me parte el alma! Quería salir con un fusil”, dijo Chávez recordando que estaba enfermo en San Joaquín, estado Carabobo. “En honor al pueblo venezolano y los mártires que se fueron durante el Caracazo”, y con la música de Dame Pa Matala, Chávez recitó un poema que dejamos en esta noticia para alegría de sus fans. Y también en MP3.

Hay que recordar a la juventud y al pueblo lo ocurrido el 27-F

El Presidente, tras felicitar a Pedro Blanco, William Alvarado, Jesús Lozada y demás miembros de la agrupación presentes, recalcó la importancia de recordar a la juventud y a las nuevas generaciones los eventos que precedieron a la revolución bolivariana, teniendo en cuenta que las nuevas generaciones no vivieron esos días o simplemente no los recuerdan. Reiteró la necesidad de tener conciencia para echar adelante la sociedad.

“La sabiduría consiste en comprender de dónde tú vienes”, dijo Chávez luego de recordar cómo vivió los días de 1989. “Algunos historiadores muestran el 27 de Febrero como el día en que hubo saqueos y turbas. ¡No! Fue el día en que el pueblo venezolano se alzó contra el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el neoliberalismo”, recordó Chávez, contextualizando la situación.

Luego de décadas de “Guerra Fría” entre el occidente capitalista y el oriente socialista, finalmente Estados Unidos vence: en 1989 cae el muro de Berlín y la Unión Soviética. Los economistas occidentales proclamaban el triunfo del Capitalismo y el fin de la Historia, pero de pronto, en un pequeño país, Venezuela, la población salía a protestar al sentir los efectos de una receta neoliberal aplicada por el presidente Carlos Andrés Pérez, por el cual habían votado 3 meses antes. “Era histórico” que Venezuela y Cuba fueran los dos únicos países en contra de la euforia capitalista del momento.

Aumentos del 100 por ciento en el precio de los combustibles y el pasaje del transporte público, liberación de precios de productos alimenticios de primera necesidad y el fin de los subsidios a los productores formaban parte de la receta del FMI, que condicionaba el otorgamiento de créditos a cumplir estos requerimientos para hacer que el Estado fuera, supuestamente, “más eficiente”.

Esto causó protestas masivas en todo el país: “No fue un Caracazo, fue un Venezolanazo, pues ocurrió en Los Andes, en Cagua, en Mérida. Fue algo nacional”, recordó el Presidente.

Chávez recordó además sobre el llamado “viernes negro”, el mayor desastre económico de la historia venezolana, cuando el bolívar se devaluó por primera vez en 1983, destruyéndose su estabilidad con respecto al dólar dólar, que se había mantenido por años. Tras eso, la moneda entró en una espiral inflacionaria de la cual no ha salido hasta el día de hoy. La situación venezolana degeneró; Chávez y Silva recordaron los días en que muchas personas pobres consumían perrarina mezclada con pasta para subsistir, porque no tenían cómo adquirir mejores alimentos.

Indicó Chávez Frías que envió al vicepresidente Ramón Carrizález las instrucciones para indemnizar a determinados familiares de víctimas que no han sido apoyados veinte años después de los sucesos.

Recordó también que se dictó una orden de captura contra Carlos Andrés Pérez, quien sigue viviendo en Estados Unidos, al igual que Luis Posada Carriles, responsabilizado por colocar la bomba a un avión de Cubana de Aviación, quien es solicitado por la justicia venezolana pero vive en libertad en Estados Unidos. “A lo mejor será que no se lo han informado al Presidente Obama”, dijo, pero también recordó que “no hay que hacerse grandes esperanzas”.