Jueves, 26 de febrero de 2009
Morales acusa a un capitán de la Policía de ser un infiltrado de la CIA en YPFB
Red Bolivia

– El presidente Evo Morales, este martes hizo serias denuncias contra el capitán de la Policía, Ramiro Carrasco, de ser el punta de lanza de la supuesta infiltración de la CIA, en la estatal petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB).


El tema salió a relucir debido al escándalo desatado desde enero pasado en YPFB por la corrupción millonaria que envolvió a su compañero de lucha política Santos Ramírez, quien se halla detenido en el penal de San Pedro acusado de al menos seis delitos.

Según el mandatario boliviano, Carrasco, destituido en enero último de la Gerencia Nacional de Comercialización de la estatal YPFB, fue “asesor para implementar seguridad física en campamentos petroleros en Irak”.

Asimismo, Morales detalló durante un programa radial en esta localidad cocalera a unos 600 km al este de La Paz, retransmitido por la Radio Patria Nueva, que Carrasco como policía fue entrenado por más de una década en labores de inteligencia, seguridad, escuchas, vigilancia, comunicaciones y operaciones antinarcóticos encubiertas y, entre otras especialidades, manejo de crisis internacionales, en centros de Estados Unidos.

De igual modo refirió que Ramiro Carrasco también se empleó en empresas agropecuarias del oriente boliviano, opuestas terminantemente a las políticas reformistas de Morales, y se desempeñó como “expositor” en la Cámara de Hidrocarburos de Bolivia, institución privada que alberga a una veintena de empresas petroleras internacionales que operan en el país exportador de gas natural, desde la década de los años 90.

El jefe de Estado admitió que en diversas sesiones de su gabinete planteó sus dudas sobre el desempeño de Carrasco, en especial a Ramírez, que ejerció en 2008 y fines de enero último la presidencia ejecutiva de YPFB.

“He preguntado por qué podían contratar esta clase de personas. Lo que me comentaron era que (el supuesto agente de la CIA era) tan convencedor, tan conocedor y como no conocíamos de su trayectoria” lo aceptaron nada menos que como gerente nacional de Comercialización de la estatal del petróleo boliviano.

Carrasco fue cesado de sus funciones cuando trataba de desbaratar información que pudiera comprometerle contenida en un ordenador de YPFB, según descubrieron la comisión de fiscales asignados a desentrañar el caso de corruptela en la estatal petrolera.

Por orden de Morales dos días después del atraco que cegó la vida del empresario tarijeño Jorge OíConnor DíArlach quien portaba 450 mil dólares dinero presuntamente dirigido a Santos Ramírez para hacerle efectivo una coima, se la intervino y la nueva administración se dio cuenta que Carrasco “era un gran impostor”, que falseó títulos y honores para penetrar los mandos altos de la compañía estatal, afirmó Morales.

Luego de removido Ramírez por decisión del propio mandatario, “se dieron cuenta que (Carrasco) ingresó con el título de ingeniero comercial cuando no tenía realmente dicho título profesional”, reseñó.

Morales durante cuatro horas expuso, en su programa de radio, todo el desempeño de Carrasco, pero también se refirió sobre su compañero de lucha política Santos Ramírez a quien dijo haberle pedido “por lo menos cuatro veces, despedir a este funcionario y otros” más.

Ramírez, que “era un compañero conocido y de mucho compromiso” con la causa del gobierno boliviano, hizo caso omiso y cayó “en la trampa”, supuestamente tendida por Carrasco, narró Morales.

“Si no me hacen caso en tema corrupción hay que despedir al ministro, de repente porque está, por algo, protegiendo algún corrupto o protegerse entre ellos”, remarcó.

Deploró la deslealtad de Ramírez, quien en una entrevista desde la cárcel en La Paz, reconoció haber incurrido en “algunos” errores.

“La justicia debe juzgar igual a todos, sean o no del MAS (Movimiento Al Socialismo, oficialista), sean de la CIA o no”, enfatizó.

“Sospechosamente algunos colaboradores de Santos Ramírez están fuera de la cárcel. ¿Qué está pasando en la justicia?. Como Presidente, como gobierno, vamos a hacer profundo seguimiento sobre la justicia boliviana”, remarco Morales, en alusión a la libertad condicional que una jueza instruyó para la asesora jurídica de YPFB, Esther Carmona.