Jueves, 26 de febrero de 2009
Gobierno Nacional condenó nueva injerencia estadounidense en Venezuela
Foto: Archivo, ABN.

Caracas, 26 Feb. ABN.- El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechazó y condenó categóricamente las acusaciones que realizara en su contra el Departamento de Estado de Estados Unidos, puesto que constituyen una nueva injerencia estadounidense en el país, carecen de fundamentos y lesionan las relaciones entre ambos Estados.


A través de un comunicado oficial, el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores sostuvo que es inadmisible que el gobierno estadounidense pretenda evaluar el estado general de los derechos humanos en diversos países del mundo, y erigirse, sin mandato ni legitimidad alguna, en jueces internacionales, cuando ese país posee el más oscuro récord de violaciones y atropellos a la dignidad humana en la historia contemporánea.

Igualmente, el comunicado sostiene que las acusaciones expresadas por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, son falsas, malintencionadas, carecen de fundamentos y constituyen la expresión de las opiniones antivenezolanas difundidas por sectores que, dentro y fuera de Venezuela, se rehúsan a aceptar que el pueblo venezolano sea dueño de su destino.

En ese sentido, el Gobierno venezolano exige a las autoridades estadounidenses poner fin a estas prácticas que sólo consiguen lesionar las relaciones entre ambos Estados.

Adicionalmente, el comunicado señala que estas relaciones deben tener como base el respeto, la igualdad y la no injerencia en asuntos internos, principios fundamentales que siempre defenderá, a nombre del pueblo venezolano, el Gobierno soberano de la República Bolivariana de Venezuela.

Este miércoles el Departamento de Estado en su informe anual sobre derechos humanos, denunció una corrupción generalizada en Venezuela, así como acoso a libertad de prensa, violaciones de DDHH y la politización del sistema judicial, sin presentar pruebas algunas.

“República Bolivariana de Venezuela
Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores
Comunicado

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en defensa de la soberanía del pueblo venezolano, rechaza de la forma más categórica y firme, la publicación por parte del Departamento de Estado de los Estados Unidos, de un informe en el cual se pretende evaluar el estado general de los derechos humanos en diversos países del mundo, entre ellos Venezuela.

El gobierno venezolano encuentra inadmisible esta práctica recurrente de la burocracia de los Estados Unidos, según la cual funcionarios al servicio del Estado con el más oscuro récord de violaciones y atropellos a la dignidad humana en la historia contemporánea, pretenden erigirse, sin mandato ni legitimidad alguna, en jueces de otros Estados.

El gobierno bolivariano de Venezuela rechaza el contenido falso, malintencionado e injerencista del informe en cuestión, cuyos alegatos carecen de fundamentos y constituyen la expresión de las opiniones antivenezolanas difundidas por sectores que, dentro y fuera de nuestro país, se rehúsan a aceptar que el pueblo venezolano sea dueño de su destino.

El Gobierno del presidente Hugo Chávez exige a las autoridades de los Estados Unidos que pongan fin a estas prácticas que siguen lesionando las relaciones entre nuestros estados, las cuales deben tener como base el respeto, la igualdad y la no injerencia en asuntos internos, principios fundamentales que siempre defenderá, a nombre de nuestro pueblo, el Gobierno soberano de la República Bolivariana de Venezuela”.