Sábado, 21 de febrero de 2009
Comandante Presidente: apoteòsico triunfo de un sì condicional
Por: Héctor L. Garzon A

Felicitaciones Compatriotas y camaradas todos, y en especial a Ud. Comandante-Presidente por este merecido y trascendental triunfo obtenido con la enmienda constitucional, el cual permite la libre postulación en todos los cargos de elección popular.


PERO ESTEMOS todos muy claros: Es un SI condicionado a una optima gestión de Gobierno y un mayor trabajo en las bases por parte del PSUV, reorganizando y ajustando los batallones y los diversos frentes, asumiendo tareas de difusión de la obra gubernamental y seguimiento de planes y programas de cara a la construcción a pulso del socialismo del siglo XXI, DESENMASCARANDO AL ENEMIGO Y SUS MENTIRAS, con hechos y buen ejemplo.

Tal como se señaló de manera solemne, desde el balcón del pueblo, ahora viene una PRIMERA etapa de 4 años en los cuales van aplicarse con rigurosidad las 3 R, en pro de la profundización de la revolución, entendiendo como revolución la búsqueda afanosa de una acción de gobierno más eficiente, productiva, asertiva y diligente en el ataque frontal contra los distintos problemas que aun aquejan al pueblo venezolano y pensamos que para ello se debe empezar por REVISAR a fondo algunos factores que por acción u omisión, impiden una labor eficiente del aparato de Estado en la solución o disminución de múltiples problemas y necesidades.

1.- La burocracia, la corrupción y desidia en gran parte del aparato gubernamental, fundamentalmente en los mandos medios y altos. Cuando hablamos de corrupción no nos referimos solamente a las practicas delictuosas, sino también “…a unas variantes de corrupción que normativamente no son de carácter delictual, pero cuyos efectos para nuestra sociedad, son tan nocivos y destructivos, y a veces más, que el mismo peculado y latrocinio. Estas variantes de corrupción, por acción u omisión permisiva, es fácilmente visible en muchos funcionarios, altos y medios, de elección popular o no, que encarnan en su gestión o gestiones encomendadas, una asombrosa negligencia, ineptitud, desidia, ineficacia, manejo irresponsable de los recursos públicos, deslealtad, indolencia y falta de identificación, con las políticas de Estado y con el proceso revolucionario que lidera nuestro Comandante en Jefe, sobre todo y muy particularmente con aquellas de alto contenido social y de atención al público; donde a pesar del extraordinario esfuerzo gubernamental, subsiste aun con marcado acento, la pesada herencia IV Republicana, expresada en grandes cinturones de miseria, que se traducen en hambre, basura, delincuencia, inseguridad, escasez de viviendas, comunidades sin agua y otros servicios básicos como cloacas y vías de acceso decorosas, como puede observar cualquier compatriota que viaje a algunas zonas del Táchira, Guárico o Sucre, por solo citar Estados visitados recientemente, sin dejar de mencionar la deficiente atención que aun se observa en algunas Instituciones del Estado que dispensan permisología, tales como Documentos de identidad, solvencias, pensiones etc. que a pesar de los ingentes recursos que les asigna el Gobierno Nacional, siguen representando para los usuarios, el calvario de “calarse” largas colas, en muchos casos desde la madrugada para obtener un numero y con suerte ser atendidos, por un funcionario de taquilla que alterna su trabajo con la distracción de un teléfono celular o charla entre compañeros de trabajo, que el usuario, (muchas veces en ayunas), observa con visible molestia e impotencia. ¿Dónde está la Supervisión? ¿Esta situación se justifica? Definitivamente NO. Por falta de recursos no es y mucho menos por ausencia de políticas. Estamos seguros que gran parte de estas fallas y problemas pueden superarse con creces (a excepción de la pobreza y la escasez de viviendas que son de carácter estructural) , deslastrando a la administración pública de esos funcionarios (en todos los niveles), que en no pocos casos, están incursos en hechos de peculado (corrupción tradicional), o sufren del síndrome de la ineptitud, negligencia, e ineficiencia, o ambas caras de la corrupción, lo cual, igual se traduce en una manifiesta FALTA DE CAPACIDAD GERENCIAL, DESINTERES, OMISION, E IDENTIFICACION CON EL PROCESO REVOLUCIONARIO.

2.- “…Debe erradicarse del escenario político las “solidaridades automáticas”. Cualquiera sea, la funcionaria o funcionario, incurso en cualquiera de las caras que conforman la gama de corruptelas, incluidas la mentira, omisión y negligencia en el seguimiento de programas y proyectos, contratos sin licitación, asignación de empresas a dedo, Pensamos que esta labor de limpieza, o mejor, de reingeniería gerencial, por demás difícil y compleja, podría verse facilitada con la acción vigilante del Partido Socialista Unido……pues muchas de estas fichas que conforman una “nulidad gerencial” han sido nombrados a dedo por amiguismo o son producto de las cuotas de poder, de muchos pesado-dirigentes que se han fortalecido a la sombra de la revolución y cuyo único interés es medrar a nombre de ella.

Presidente, UD. sabe que muchos Camaradas, incluso cercanos a su entorno, tal vez sean buenos amigos, compañeros serviciales, buenos organizadores dentro del partido, muy trabajadores, voluntariosos ….pero ineptos …muy malos administradores y peores gerentes…..respetuosamente creo, que al país y a la revolución, les resulta de mayor utilidad, mantenerlos dentro del partido realizando tareas organizativas, promoviendo asambleas, …..preparando marchas y eventos (tarimas, sonido, musicalización, animación etc. ……, o en el mejor de los casos en tareas de difusión ideológica, formación de cuadros, o tareas diplomáticas en consulados o embajadas que requieran estar ocupadas por camaradas identificados con el proceso… y en eso deben ser con seguridad MUY BUENOS….”

3.- Con respecto a la aplicación de las 3 R , “…La primera R (REVISION); debe pasar por un serio y riguroso balance de gestión, por lo menos de los últimos tres años, de los más importantes planes y programas que el Presidente Chávez ha lanzado, para reactivar el aparato productivo y su real impacto en la economía. Creemos que dicho balance debe ser realizado y coordinado por equipos de técnicos y profesionales calificados, comprometidos con el proceso y no vinculados con los organismos responsables de la ejecución de los mismos, a fin de garantizar una evaluación objetiva, que incluya en su verdadera dimensión logros reales, errores y omisiones, que facilite la propuesta de correctivos y aportes positivos para la toma de decisiones, que coadyuven al diseño de un modelo económico sustentable …que … conduzca a la eliminación, redimensión o creación de nuevas estructuras operativas, incorporación y reforma de leyes, su reglamentación o algo muy simple: voluntad férrea en la aplicación de las ya existentes..”

4.- “Debemos impedir, a todo evento, la conformación de Elites, dentro del aparato de Estado, que en lugar de representar al pueblo y al Sr. Presidente, se convierten en representantes de sus propios intereses y desde el alter ego de sus Despachos pontifican, ordenan, mandan como pequeños reyezuelos, dentro de un maremágnum de errores, omisiones y lo que es peor….negligencia…”

5.- “A diario somos testigos y muchas veces participes del desencanto que nos causa la forma en que se está llevando el proceso revolucionario, en medio de innumerables fallas, errores, omisiones, ineficiencia, corruptelas y excesiva tolerancia, que de seguir así podría conducir a su fracaso y por ende del regreso al pasado”

Por ello con todo respeto, me he permitido tomar extractos de diversos artículos que a lo largo de estos años hemos escrito y que aun tienen plena vigencia.

Concluyo, insistiendo en lo importante del triunfo de la enmienda pero a su vez destacando que Es un SI condicionado a una optima gestión de GOBIERNO.

PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS

hgarzon@cantv.net