Jueves, 5 de febrero de 2009
Las declaraciones de Alan Jara
Por: Neyeska Abud

Con profunda atención he oído las primeras declaraciones del ex-gobernador del Meta, Alan Jara, luego de su liberación por parte de la FARC de manera unilateral. Considero que sus declaraciones, nada sesgadas por cierto, han puesto en evidencia la crueldad del régimen del inquilino de la Casa de Nariño.


Cito textualmente:

» nos protege la guerrilla y le tememos al ejército »

«Uribe no hizo nada por la libertad de nosotros».

“He oído mucho acerca de la fortaleza y el éxito de la política de la seguridad democrática. Y si es tan fuerte y tan exitosa, ¿será que la pone a tambalear el hacer un acuerdo humanitario? Y si no es así ¿por qué aún no se ha hecho?”.

“ La FARC, no está derrotada. “ Cada día ingresan mas jóvenes a las filas de la FARC”

“Es envidiable el sistema de abastecimiento envidiable en el sano sentido ” que tiene la FARC.

He querido resaltar algunos aspectos de esta rueda de prensa que a mi juicio evidencian una vez mas las mentiras y patrañas del gobierno de Uribe. Miente y lo hace descaradamente, persistiendo en el cerco humanitario e imposibilitando las liberaciones con sus constantes bombardeos..

Sataniza, a todos los Colombianos de buena fe que trabajan arduamente en un proceso de cambio que exige día a día un alto a la guerra y una salida negociada al conflicto.

Criminaliza a los medios de comunicación independiente que revelan las verdades que el pretende ignorar y descalifica con epítetos a todos aquellos que ponen en el tapete la crueldad y la falsedad de su hipócrita postura ante el conflicto.

Bombardea a TELESUR, a quien llama TEFEFARC, no le perdonan que sacara al aire las declaraciones del comandante guerrillero Jairo Martínez, quien expresó que operaciones militares ponían en peligro la entrega y vida de los recién liberados el pasado domingo. Les duele le hace daño Telesur, bravo por ellos.

Desacredita a periodistas como Jorge E. Botero y Hollman Morris, llamándolos cómplices de la guerrilla y mercenarios del secuestro, le molesta que periodistas serios comprometidos con la verdad con la vida reflejen la realidad de los hechos y demuestren en tiempo real las barbaridades de un gobierno mafioso, que no garantiza los valores mas elementales del ser humano como lo es el derecho a la Vida.

Uribe muestra su arrogante y maltrecha imagen quedando al desnudo una vez sus mas oscuras y malintencionadas acciones. Uribe no quiere la Paz, vive para la guerra.

Me complace que el ex-gobernador del Meta, este de vuelta ., que haya expresado sin miedo sus vivencias y desmonte la terrible y mediática visión que tienen algunos colombianos del acontecer político de su país.

Me entusiasma que llegue lucido, cuerdo, nada desmemoriado como los cuatro uniformados que se venden por un plato de lentejas o como la otrora señora fiasco Ingrid Betancourt, que se lucra del dolor de quienes permanecen en las selvas colombianas, mientras exhibe sus últimos diseños de algún diseñador obsequioso y que trabajando por el acuerdo humanitario, haciendo lobby ante los presidentes de Latinoamérica pero eso si descansando en la ribera francesa, derrochando glamour e hipocresía.

Me alegra profundamente, que su sentido del humor permanezca intacto, que pese a sus años fuera del hogar de sus afectos de su cotidianeidad , llegue sin odios sin resentimientos con deseos de trabajar en esa prestigiosa, honorable, Organización Colombianos y Colombianas por la Paz.

Reconforta mi espíritu que increpe la ineptitud de aquellos que conducen el destino de Colombia, de aquellos que quisieron revertir su liberación convirtiéndola en un triunfo mediático a favor de ellos.

Y para concluir tan solo quiero estrechar mi mano y darle mi mas cálida bienvenida a la Libertad, a la Vida a la Lucha.