Miércoles, 4 de febrero de 2009
Uribe mantendrá acciones militares en la selva
TeleSUR

Uribe eludió confirmar la renuncia del Alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, pese a las versiones de la prensa que aseguran su dimisión al cargo por segunda vez.


El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, confirmó este lunes que mantendrá sus acciones militares contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en la selva y señaló que está dispuesto a aceptar un acuerdo humanitario, siempre y cuando los presos rebeldes no se incorporen nuevamente al movimiento.

El mandatario dijo que insistirá en el rescate de los 22 efectivos de la Fuerza Pública que se mantienen retenidos y advirtió al grupo insurgente que «llegará un momento en el que los sueltan o los rescatamos».
Agregó que «donde se sepa que esté las FARC va un avión a bombardearlos, donde sepa que hay población civil no bombardeamos (…) la culebra está viva, estamos listos».

Respecto a un acuerdo humanitario expreso que él «lo que no podría hacer como presidente de Colombia es sacar unos guerrilleros de la cárcel e ir a entregárselos a las FARC en el monte para que vuelvan a matar, para que vuelvan a secuestrar», y aprovechó para proponerle nuevamente a los que se mantienen en la selva que, a falta de un acuerdo, deserten y entreguen secuestrados para que reciban una presunta recompensa y la libertad condicional.

Sin embargo, el jefe de Estado puso en duda la oferta al decir que una vez escapados de las FARC no recibirían amnistía o el indulto, porque «la ley no lo permite».

En un encuentro con la prensa a las afueras del domicilio en Villavicencio (centro) del ex gobernador Alan Jara, a quien visitó después de que fuera liberado por los rebeldes, Uribe eludió confirmar la renuncia del Alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, pese a las versiones de la prensa que aseguran su dimisión al cargo por segunda vez.

Con Restrepo «lo único que hay es confianza, aprecio, admiración y gratitud», sentenció el presidente.

Además, arremetió contra los periodistas Jorge Enrique Botero y Hollman Morris, por supuestamente ser «publicistas del terrorismo». Uribe argumenta que ambos, que forman parte del grupo humanitario Colombianos por la Paz», asistieron a la entrega por parte de las FARC de tres policías y un militar, » no como garantes sino como amigos del terrorismo».

Relacionado al tema de la prensa, Uribe respondió a un periodista sobre el uso de los logos de la cadena TeleSUR en la operación «Jaque» del año pasado, admitiendo que «no está bien utilizar logos ajenos», sin embargo agregó al incompleto comentario: » No me lo hagas decir, no me lo hagas decir… No conviertas a TeleSUR en TeleFARC, no te queda bien para lo que es la democracia colombiana».

Respecto a la operación donde se recibió a Jara, agradeció la labor de la senadora Piedad Córdoba, a la Cruz Roja Internacional y al Gobierno de Lula Da Silva.

«Llamaré al presidente Lula mañana en la mañana», informó, al tiempo que anunciaba que Jara recibirá la atención médica que requiere con los gastos pagados por el Estado.

Asimismo dijo que la oposición a su gestión está rodeada de garantías, sin embargo anunció que las gestiones humanitarias, como las hechas en los últimos días por Piedad Córdoba, «necesitan autoridad, en eso no podemos ablandar», y agregó que seguirá examinando las condiciones, «porque la paz no se puede manejar con oportunismo político».

TeleSUR – Efe/PR