Domingo, 1 de febrero de 2009
Entrevista en España
Público.es

El sociólogo estadounidense, quien lleva toda su vida académica estudiando las tendencias a largo plazo de los sistemas económicos mundiales, piensa que es posible que Estados Unidos siga teniendo un peso importante, pero duda que en algún momento pueda reconquistar su posición dominante.


El Sociólogo estadounidense, Immanuel Wallerstein, aseguró que en 30 El capitalismo ya no existirá. “Las posibilidades de acumulación del sistema han tocado techo. Podemos estar seguros de que en 30 años ya no viviremos bajo el sistema-mundo capitalista”, sentenció.

Wallerstein, en una entrevista concedida al portal español de noticias Público.es, indicó que lo que está ocurriendo ahora no tiene nada de novedoso pues no es más que la fase final de un ciclo que se ha repetido muchas veces en los 500 años de historia del sistema capitalista.

“Hay que saber distinguir entre los fenómenos cíclicos que se repiten y los cambios extraordinarios que ocurren sólo una vez, entre lo que es normal y lo que es extraordinario” enfatizó.

Según Wallerstein, “la actual crisis, sobre la que todo el mundo discute como si fuera lo nunca visto, es similar a las ocurridas en otros momentos históricos, como la Gran Depresión o el periodo transcurrido entre 1893 y 1896. Es decir, se trata de un periodo que empieza con un endeudamiento masivo de las economías, sigue con una explosión de burbujas y acaba con una sucesión de quiebras”.

En ese sentido, precisó que lo extraordinario es que el ciclo coyuntural se agrava al enmarcarse dentro de otra crisis de mucho más largo recorrido que arrancó hace 30 años.

“Me refiero al fin del actual sistema-mundo capitalista y la consiguiente transición hacia otro sistema”, que a su juicio, todavía no se conoce dado que esa respuesta “dependerá del resultado de una lucha política que aún se está dirimiendo”.

Al respecto, señaló que para la fecha podríamos estar viviendo en un sistema “mucho mejor o mucho peor”, pues “todas las posibilidades están abiertas”, pero la solución se encontrará realmente cuando se resuelva el conflicto entre lo que el sociólogo denomina “el espíritu de Davos y el espíritu de Porto Alegre”.

Sin embargo, aclara que si no se afronta políticamente la cuestión del fin del capitalismo, “es posible que lo que surja sea aún más extremo que el sistema actual”, que en su opinión, “es tremendamente injusto”.

Fin de la hegemonía estadounidense

Sobre el triunfo de Obama en los Estados Unidos, Wallerstein expresó que el mandato de Bush fue tan terrible que la gente aprecia la llegada de un hombre joven e inteligente al poder, por eso «fue recibido con los brazos abiertos».

Además agregó que la llegada de un afroamericano a la presidencia es importante desde un punto de vista simbólico. Sin embargo, a pesar de considerar positivos estos aspectos, el sociólogo considera que Obama no podrá cambiar la situación en su país.

“Creo que es bueno que Obama haya llegado a la presidencia, pero no creo que vaya a ser capaz de cambiar fundamentalmente la situación. Y, aunque quisiera, tampoco tiene el poder para hacerlo”, acotó.

Asimismo, Wallerstein se mostró confiado en que Obama, durante su gestión de gobierno, actuará más inteligentemente que Bush, pero considera que eso tampoco significa gran cosa.

“El gobierno de Bush fue muy derechista. Su Administración actuó de un modo tan poco inteligente que aceleró el declive definitivo de EEUU como sistema dominante. Pero, ojo, Obama no puede revertir esa situación”, argumentó.

Para el autor de los libros El Moderno Sistema Mundial o Capitalismo Histórico y Movimientos Anti-Sistémicos, es posible que Estados Unidos siga teniendo un peso importante, pero duda que en algún momento pueda reconquistar su posición dominante, debido a la multiplicación de centros de poder como China, Brasil y Europa.

Héctor Escalante