Viernes, 30 de Enero de 2009
MOSCÚ NUNCA SE NEGARÁ A RECONOCER LA INDEPENDENCIA DE ABJASIA Y OSETIA DEL SUR

Moscú no va a cumplir las recomendaciones inaceptables manifestadas por el Consejo de Europa acerca del reconocimiento de Abjasia y Osetia del Sur.


Así comentó a la Voz de Rusia el senador ruso Ilias Umajanov el llamamiento de APCE a suprimir la independencia de las repúblicas caucasianas. Con tal declaración la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa se dirigió a Rusia en las sesiones de Estrasburgo.

En Estrasburgo los parlamentarios europeos emprendieron una tentativa más por comprender motivos y consecuencias de la agresión georgiana contra Osetia del Sur en agosto último. Pero fracasaron por enésima vez. ¿Tal vez no quisieran hacerlo? Es evidente del todo que la exigencia de anular la independencia de Abjasia y Osetia del Sur es absolutamente inadmisible tanto para Rusia, como para dichas repúblicas. Tal curso podría ser el camino más corto hacia la guerra. APCE volvió a hacer responsable por los acontecimientos de agosto en el Sur de Cáucaso a Rusia y a Georgia, más a Rusia. Mientras tanto fue Georgia quien cometió la agresión contra Osetia del Sur, lo que causó centenares de víctimas civiles y de pacificadores rusos, destacó Ilias Umajanov.

Esta decisión es absolutamente infundada y tiene raíces en la incomprensión de procesos reales que se desarrollan en la citada región y en el Cáucaso en general. Basándose en las ideas y apreciaciones falsas de las causas de sucesos trágicos en el Cáucaso en agosto de 2008, la Asamblea Parlamentaria se quedó fiel a sus decisiones que son imposibles realizar y nadie va a hacerlo. Se sabía de antemano.

Es necesario encontrar decisiones colectivas que permitan salir de la situación crítica en el Cáucaso, continúa el senador ruso. Lo esencial es resolver problemas humanitarios y no permitir un nuevo conflicto armado. Rusia considera como perspectivas las ideas de garantizar la presencia del Consejo de Europa en Abjasia y Osetia del Sur a condición de que esta cuestión sea abordada directamente con las autoridades de dos Estados mencionados, dijo Ilias Umajanov.

Se sabe que los directivos georgianos acarician la idea de revancha, en particular, se trata de sus planes de rearmar su ejército y ubicar nuevas instalaciones militares. Por esto, los parlamentarios rusos plantean la cuestión del control por parte de la Asamblea Parlamentaria y de otras organizaciones internacionales. Parece que todos están de acuerdo con tal necesidad, pero por otra parte vemos que las existentes misiones fingen no ver la actividad e intenciones de Georgia. Por lo tanto, está completamente clara la reacción de los dirigentes de Osetia del Sur y Abjasia que opinan que los observadores deben ser absolutamente imparciales.

Entretanto, el senador ruso Ilias Umajanov destacó que los puntos de vista de los diputados extranjeros han divergido en torno a los acontecimientos en el Cáucaso en agosto, y muchos de ellos sacaron conclusiones objetivas apoyando la posición de Rusia.