Viernes, 30 de Enero de 2009
Chávez pidió a movimientos sociales del mundo “redoblar la ofensiva popular”

El Foro Social Mundial en esta ocasión se convirtió en el escenario donde los movimientos sociales recibieron a los Presidentes de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Brasil y Paraguay y les plantearon sus exigencias y retos para el futuro, en particular ante una crisis económica global. Hugo Chávez recordó que la ofensiva popular es necesaria “para los cambios revolucionarios”.


El Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, durante su intervención en el debate denominado “América Latina y el desafío de la crisis internacional”, aseguró que en la región está ocurriendo “una Revolución, una verdadera Revolución”, por lo que solicitó a los movimientos sociales a lo largo del continente que redoblen la ofensiva popular “para los cambios revolucionarios”.
El Jefe de Estado venezolano dijo que estos movimientos son una “nueva oleada revolucionaria”, porque no son columnas guerrilleras, haciendo alusión a declaraciones recientes de su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

Aunque la región en un pasado recibió “la mayor dosis de capitalismo neoliberal, de veneno neoliberal”, también fue en este continente, “el inmenso territorio donde ha brotado con mayor fuerza los movimientos sociales que están comenzando a cambiar el planeta y nadie podrá detenerlo”, aseveró Chávez.

Con un breve recuento histórico, indicó que estas iniciativas de cambio surgieron hace aproximadamente 20 años. “A Venezuela le correspondió en América Latina tomar la posición de vanguardia. Eso nadie lo planificó, sólo ocurrió como producto de diversas circunstancias”, dijo. Seguido a ello, ejemplificó el caso de su país, al mencionar que diez años atrás llegó la Revolución Bolivariana “impulsada por un poderoso movimiento popular que aún está, impulsándola y consolidándola”.

En esa década, la población venezolana y el Gobierno ha resistido “las agresiones, golpes de Estado, terrorismo, sabotajes, que han sido impulsado desde el imperio de Estados Unidos (EE.UU.)”, demandó Chávez. Sin embargo, precisó que “estamos de pie, dispuestos a resistir 100 años más de agresiones, si hubiera que resistirlo”.

Por otra parte, citó varias de las intervenciones de sus homólogos presentes, como es el caso de Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia), Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Fernando Lugo (Paraguay), sobre todo para manifestar las coincidencias en liderazgos en torno al Socialismo del siglo XXI. Asimismo, reiteró que otro mundo no sólo es posible, sino también “necesario”, y “está naciendo” en América Latina y el Caribe.

Coyuntura difícil: crisis económica

En otro sentido, el mandatario venezolano se refirió a la actualidad mundial, que se está viviendo “una coyuntura difícil: la crisis económica mundial”, por lo que consideró “oportuna” la ejecución de este Foro Social Mundial 2009.

“Este foro es oportuno comenzando el 2009 que será duro para el mundo… según estimaciones de la Organización Mundial del Trabajo se perderán 50 millones de puestos de trabajo en el mundo”, dijo Chávez.

También agregó que según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, de sus siglas en inglés), este año producto de la crisis financiera mundial, “el hambre va a seguir creciendo, de 800 millones, vamos a casi mil millones de personas pasando hambre producto de la crisis del capitalismo global”.

La solución que planteó el mandatario para el bloque fue la unión. Citó a José Gervasio Artigas, “el gran caudillo oriental del Uruguay”, con su frase ‘no podemos esperar nada sino de nosotros mismos’, por lo que insistió: “unámonos y transitemos esta crisis unidos… una unidad verdadera”.

Luigino Bracci