Viernes, 23 de Enero de 2009
EL CESE UNILATERAL DEL FUEGO DEBE TRANSFORMARSE EN ACUERDO DURADERO PALESTINO-ISRAELÍ
Fuente: The Voice of Russia

El Secretario General de la ONU Ban Ki-moon en su informe hecho al término de su viaje a Cercano Oriente caracterizó los esfuerzos de la comunidad internacional por regularizar la situación en Cercano Oriente como un fracaso político colectivo.


Al mismo tiempo, exhortó a hacer todo lo posible para transformar el acuerdo sobre el cese unilateral del fuego en la Franja de Gaza, en acuerdos duraderos palestino-israelíes.

El fracaso de la política en Cercano Oriente, en opinión de Ban Ki-moon se traduce en que no se logró actuar sobre los radicales islamitas de HAMAS que atacan metódicamente territorio del Estado judío y presentan reclamos a todas luces inaceptables para Israel. No se acertó a sugerir a la dirigencia judía de que manifestara paciencia, se abstuviera de duras operaciones militares en Gaza y levantara el bloqueo contra este enclave palestino a fin de evitar una catástrofe humanitaria. Ahora, se recalca en el informe del Secretario General de la ONU, se debe emprender pasos políticos de monta, porque, de lo contrario, surgirá la amenaza de ulterior polarización en la región. En la primera etapa es menester cortar el trasiego ilegal de armas y abrir simultáneamente todos los puestos de paso en Gaza. Esto lo exige la resolución 1860 aprobada el 8 de los corrientes por el Consejo de Seguridad con activa participación de la delegación rusa.

Durante los debates entorno del informe de Ban Ki-moon en el Consejo de Seguridad se destacó en especial el papel mediador de Egipto que asumió el difícil papel de conversaciones por separado con las partes en conflicto. La tregua se basa en la iniciativa del Presidente Hosni Mubarak de cesar el baño de sangre y evacuar las tropas judías. Esto fue especialmente destacado el otro día por el jefe de la diplomacia rusa Serguey Lavrov.

La iniciativa presentada por el Presidente de Egipto y que nuestros colegas egipcios siguen promoviendo en el plano político, nos parece ser ideal. Estimamos que hay que apoyar por todos los medios. Justo en este cauce enviamos señales a los representantes de HAMAS y a aquellos estados que pueden influir en este movimiento. Esto se refiere en primer lugar a Irán y Siria. Hemos hablado con nuestros colegas, teniendo en cuenta que todo se concentra justo en el alcance de esta meta.

Al discutir las vías de la contribución internacional a la regularización en esta región, los miembros del Consejo de Seguridad realzaron en especial el papel de la futura Conferencia de Moscú, cuya agenda prevé la formulación de un proyecto de regularización política a largo plazo con pie en la “hoja de ruta” para Cercano Oriente.