Miércoles, 14 de Enero de 2009
MOSCÚ PROPICIARÁ EL TÉRMINO DE LA CONFRONTACIÓN EN GAZA
Fuente: The Voice the Russia

Rusia se propone coadyuvar activamente a todas las partes para que lograr cuanto antes el cese del enfrentamiento en la Franja de Gaza. Esto permitirá evitar la reedición de trágicos brotes de violencia y restablecer el avance hacia la regularización árabe-israelí integral, incluido el vector palestino.


Así declaró el Ministerio de Exteriores de Rusia al término de la misión del representante especial del presidente, Alexander Saltanov en Cercano Oriente.

En el Ministerio confirmaron que Moscú apoya con energía las iniciativas de paz del presidente de Egipto Hosni Mubarak. Estas concuerdan con las tesis de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU Nº 1860 del 8 de enero. Su esencia consiste en la exigencia de cesar inmediatamente el fuego por todas las partes, incluido los ataques al territorio de Israel, lo que, en último análisis, debe llevar a la salida total de tropas judías de la Franja de Gaza.

A pesar de la posición nítidamente formulada de la comunidad internacional, ni Israel, ni los radicales de HAMAS se proponen parar el baño de sangre. En mucho esto es contribuido por el hecho de que EEUU, de hecho, “se han lavado las manos” en el conflicto de marras. Tampoco añade optimismo la declaración del Secretario General de la ONU Ban Ki-moon antes de su misión a Cercano Oriente de que no se propone entrevistarse con representantes de HAMAS.

En estas circunstancias la dirigencia de Israel manifiesta su propósito de llevar hasta el fin la operación castrense en la Franja de Gaza. Es cierto que ella también se da cuenta de de que luchando de facto contra la población civil, el Estado judío puede perder en definitiva su imagen democrática. Lo que pasa en la Franja de Gaza, se llama en Israel “una fase” que sigue a la segunda etapa. Es decir no se trata de tan solo de una operación terrestre, sino de la ocupación de importantes ciudades del enclave con la siguiente “limpieza” de extremistas y liquidación de arsenales de armas. La cuarta fase prevé la ocupación total del enclave, la liquidación de todas las estructuras de HAMAS y de toda posibilidad de trasiego de armas desde Egipto. Tan solo después de esto, como dijo a La Voz de Rusia la experta del Instituto de Orientalismo Irina Zviaguélskaya, Israel hablará de paz.

Si se trata de la posibilidad de tregua o alto el fuego, ella, la posibilidad, puede presentarse tan solo después de que Israel resuelva sus tareas estratégicas. Ahora Israel se niega rotundamente a cumplir cualesquiera exhortaciones a cesar el fuego, partiendo de que en la actual situación esto permitiría a HAMAS reagrupar sus fuerzas y proseguir en su resistencia a Israel.

Pero en Moscú consideran que no hay solución militar del problema de Gaza.