Miércoles, 14 de Enero de 2009
EL TITIRITERO DE UCRANIA ES POR CIERTO EEUU

El conflicto con los suministros de transito de gas de Rusia a Europa, a través del territorio de Ucrania, pone al desnudo nuevos momentos alarmantes con respecto a las verdaderas razones de la línea de conducta elegida por la dirigencia ucraniana.


La inconsecuencia de Ucrania en esta materia está vinculada también a otro hecho. Resulta interesante la reacción precipitada del Departamento de Estado norteamericano acerca de la conjetura del vicepresidente de Gasprom, Alexander Medvedev, sobre la dirección del conflicto desde otro país. Esto permite ya mirar la situación no solo desde el punto de vista económico. Viacheslav Irgunov, Director del Instituto Internacional de problemas Humanitarios y Políticos explicaba a nuestra emisora, a quien conviene la medida suicida tomada por Ucrania…

-En cuanto a quien puede estar realmente interesado en este conflicto, naturalmente que EEUU, quien en las últimas dos décadas se ha afanado en crear barreras entre Rusia y Europa. Todo acercamiento de Moscú a los países europeos ha producido urticaria a EEUU. Con respecto a Rusia, EEUU ha acometido una serie de pasos destinados a aislarla de las vías de tránsito. Y no se trata solo de que a Washington convengan las rencillas entre Rusia y Europa. EEUU está interesado en el debilitamiento de las posiciones económicas de Europa y en el empeoramiento del estado económico de la UE, a la que considera su rival. Pero, incluso esto no es todo. Rusia es una vía de tránsito desde China a Europa. El desarrollo del transporte ferroviario y de otras infraestructuras constituye un eje sumamente promisorio de la cooperación de Europa y de China, y para EEUU un “cuchillo afilado”. Para Washington es de suma importancia el debilitamiento de su competidor principal, China. Razón por la que, la creación del máximo de escollos en el camino desde China a Europa figura también en los planes estratégicos de EEUU. Ello explica también por qué EEUU firme distintos acuerdos con Georgia y con Ucrania relacionados con el tránsito del gas a Europa. Así las cosas, dentro de la política de EEUU figura la creación de dificultades para el tránsito de agentes energéticos a Europa. El segundo motivo es el debilitamiento de Rusia, país que sigue siendo un rival importante para EEUU.

La creación de una infraestructura energética transversal desde el Océano Pacífico al Atlántico constituye un eje inevitable del desarrollo económico del mundo contemporáneo. Rusia, por su ubicación geopolítica, desempeña en este espacio un papel clave. Sin embargo, no todos, ni mucho menos, saludan esto en Europa, subraya Viacheslav Irgunov. Y la razón principal está en el control de los torrentes energéticos. Quien controla la energía, controla todo…