Martes, 13 de Enero de 2009
TRANSITO RUSO POR UCRANIA RENOVADO MARTES DE MAÑANA

El suministro de gas ruso a consumidores europeos a través de Ucrania, interrumpido el 7 de enero por culpa de este país, podrá ser reanudado el martes a las 8 de la mañana, hora europea media (10.00 de Moscú), comunicó el lunes a los periodistas en Bruselas el presidente del consorcio ruso “Gazprom” Alexéi Miller.


Este dio las órdenes correspondientes para preparar la reanudación del tránsito.
Pido garantizar el arribo de los observadores extranjeros a las estaciones de medición de gas de “Gazprom” en la frontera con Ucrania. También pido garantizar el envío de observadores rusos a las estaciones de medición de gas en los países limítrofes con Ucrania y en las instalaciones de su sistema de transporte de gas, manifestó Alexéi Miller.

Esa declaración fue hecha después de que bajo el documento sobre control del tránsito de gas ruso a través de Europa fue puesta la última firma, de Andris Piebagls, comisario de energética de la Comisión Europea. El presidente de “Gazprom” subrayó que el tránsito del “combustible azul” a través de Ucrania a Europa será reanudado si no surgen ningunos otros obstáculos al plasmar los acuerdos sobre la ubicación de los observadores internacionales en las instalaciones de gas. Tal prevención no es superflua. La última vez Ucrania impidió la aplicación del protocolo ya acordado sobre suministro del gas, al acompañar su firma de adiciones y reservas. Como resultado se creaba la impresión de que Rusia tenía toda la culpa por el bloqueo del gas a Europa. Por lo cual Moscú declaró nulo ese documento. El lunes a la mañana, bajo presión de la CE, Kíev aceptó quitar sus enmiendas.

El protocolo sobre control del tránsito del gas ruso a través de Ucrania estipula crear una comisión internacional formada por representantes de los dos países, la CE, compañías consumidoras y expertos independientes. Según el documento, Rusia y Ucrania garantizan el acceso de observadores a sus estaciones de medición de gas.

Mientras tanto, los países europeos siguen sufriendo pérdidas económicas por la crisis del gas que provocó Ucrania. Por esa razón, Boris Tadic no excluyó la posibilidad de demanda judicial de Belgrado contra Ucrania. La primera en la Unión Europea que presentó tal demanda a Kíev fue “Emfes”, una de las principales compañías húngaras importadoras de gas natural. Alexandr Medvédev, vicepresidente de “Gazprom”, subrayó que toda la culpa por el conflicto del gas recae sobre la parte ucraniana y que precisamente ella debe compensar los gastos por obstruir el tránsito del “combustible azul” a Europa.