Jueves, 8 de Enero de 2009
Moscú expresa preocupación por la situación entre Israel y Líbano

Moscú, 8 de enero, RIA Novosti. Rusia expresó hoy preocupación ante la escalada de tensión a lo largo de la denominada «línea azul» en la frontera entre Israel y Líbano atacado por el ejército israelí en respuesta a cohetes disparados desde el territorio libanés, indicó un comunicado del ministerio ruso de Asuntos Exteriores.


«Nos manifestamos a favor del riguroso cumplimiento de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU que exige la observancia del cese al fuego, y la adopción de medidas de seguridad para impedir las hostilidades de acuerdo al régimen de la línea azul», subrayó la nota de la cancillería rusa.

Según fuentes militares de Israel, el ejército de ese país abrió fuego contra Líbano en respuesta a cohetes lanzados contra la ciudad de Naharia, en el norte del país.

En Nagarin cayeron de tres a cinco cohetes tipo «Katiuska» causando al menos dos heridos y otras tres personas fueron atendidos por los médicos al sufrir conmociones nerviosas.

Las autoridades de Naharia ordenaron la evacuación de las escuelas y los habitantes de las viviendas cercanas al lugar donde cayeron los proyectiles y la defensa civil abrió los refugios subterráneos en el caso de un agravamiento de la situación.

Al comentar las posibles consecuencia del suceso, el ministerio ruso dijo que, «ahora más que nunca, las partes deben demostrar precaución y responsabilidad e impedir cualquier tipo de provocación que pueda perjudicar la estabilidad en la región donde todos los acontecimientos están estrechamente vinculados y donde la situación cada es más aguda como resultado de conflicto palestino-israelí en la Franja de Gaza».