Miércoles, 31 de dicembre de 2008
2009 año decisivo para la revolución

El presidente Hugo Chávez invitó a todos las venezolanas y venezolanos a desear y a forjar la paz en nuestra Tierra de Gracia, trabajando con amor y recordando que el país que dejaremos para el futuro es el que recibirán nuestros niños.


“Aquellos que todavía pudieran estar dudando, dense cuenta de la verdad y vengan con nosotros, súmense con su esfuerzo individual, con su fuerza colectiva, moral, intelectual y física a continuar impulsando esta tendencia para el bien de la patria, para el bien de Venezuela”.

Este fue parte del mensaje de fin de año otorgado el martes por el presidente de la República, Hugo Chávez Frías, para todo el pueblo venezolano.

En cadena nacional el jefe de Estado ratificó que él y la revolución están más despiertos que nunca.

“Llegó Jesús, llegó la fe, llegó la revolución, llegó la luz y nos despertó. Más nunca el pueblo venezolano morirá, más nunca dormirá. Yo me atrevo a decir, en estas horas finales del 2008, en estas horas que vienen iniciales del 2009, que no es tiempo de morir, es tiempo de nacer es tiempo de despertar. Levantémonos y digamos con toda nuestra pasión, con todo nuestro amor de hermanos y de hermanas, ¡Feliz Año 2009!”.

El presidente Hugo Chávez invitó a todos las venezolanas y venezolanos a desear y a forjar la paz en nuestra Tierra de Gracia, trabajando con amor y recordando que el país que dejaremos para el futuro es el que recibirán nuestros niños.

“Desde niño, desde los días de los pesebres, de los aguinaldos, de la infancia ya un poco lejana, pero querida y viva siempre en cada uno de nosotros, digamos desde el corazón, con mucha fe, con mucho amor verdadero, paz en la tierra a los hombres de buena voluntad, paz en esta tierra a las mujeres de buena voluntad, al pueblo y a los pueblos de buena voluntad”.