Martes, 30 de dicembre de 2008
Presidente reflexiona sobre la Revolución Bolivariana
Prensa Web YVKE (Patricia Rivas)

El presidente Hugo Chávez reflexionó con los soldados de la Escuela Básica de la FANB en Maracay, sobre el pasado, presente y futuro de la Revolución Bolivariana que, afirmó, es la misma batalla que libró Bolívar por la independencia nacional y que aún no ha concluido. Anunció que en 2009 comienza un nuevo ciclo de la revolución, una década en la que habrá que enfrentar duras batallas para consolidar la independencia con la revolución socialista.


El Presidente Chávez recordó durante el acto de salutación de fin de año a las guarniciones militares, desde la Escuela Básica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en Maracay, su trayectoria militar, compartiendo con los soldados recuerdos, anécdotas y escritos de aquellos años, y afirmó sentirse honrado cada vez que la oligarquía venezolana, en su intento por denigrarlo, lo llama teniente coronel o subteniente: “Oligarcas que me odiáis, ¡llamadme subteniente, que me honráis sin daros cuenta! ¡Llamadme soldado, que eso es lo que soy!”, gritó, arrancando un aplauso de las filas de cadetes que lo escuchaban.

El presidente Chávez hizo un repaso por las diferentes etapas del proceso revolucionario en las filas de la Fuerza Armada Nacional, y recordó que “las primeras células del Movimiento Bolivariano Revolucionario (MBR-200), comenzaron a crearse aquí, en los cuarteles de Maracay, en 1978, 1979”.

Chávez hizo con los soldados una reflexión sobre el pasado, el presente y el futuro de la patria, en los albores del segundo centenario de la Guerra de Independencia.

“A Bolívar lo destrozaron los oligarcas de Venezuela y de Colombia. A Sucre lo destrozaron y lo mataron. Los persiguieron. A Urdaneta lo destrozaron en vida. A Manuela la persiguieron y la destrozaron. A Simón Rodríguez lo echaron y lo destrozaron. A Cipriano Castro, hace cien años, lo echaron y lo destrozaron ante la historia.

¡Pero aquí estamos los hijos de Bolívar, las hijas de Bolívar! Hemos vuelto. Y yo creo, me lo dice el corazón, que ahora llegamos para triunfar. No para ser echados ni para ser humillados. Llegamos para triunfar, con el pueblo, con la patria y por la patria. Para siempre. Llegamos. Llegamos y no nos iremos”.

“Cada soldado aquí debe sentirse orgulloso de ser hijo de Bolívar, hija de Bolívar. Libertadores de la patria nueva”, dijo el presidente a los soldados de la Escuela Básica de la FANB en Maracay, donde además firmó el decreto de creación de la Escuela de Formación de Oficiales Técnicos de la FANB.

“Esto sigue siendo un desafío para los soldados de hoy y los soldados de mañana: el síndrome de Sta. Marta, lo llamé yo una vez”, anunció el presidente, estableciendo un paralelismo entre los acontecimientos de 1829-30 con los que están por venir.

Entrando en la 3ª etapa: 2009-2019

Chávez diferenció tres grandes etapas en el proceso revolucionario que viene desarrollándose en Venezuela desde 1989: la primera etapa, que denominó “los años de la tormenta”, sería la década 1989-1999; la segunda etapa, que concluye ahora, fueron los primeros 10 años del gobierno revolucionario; y anunció que viene una tercera etapa: de 2009 a 2019.

“Toda la década que viene va a ser una dura batalla, preparémonos. Va a ser de nuevo La Campaña Admirable; va a ser de nuevo La Expedición de los Cayos, La Campaña de Guayana, La Campaña del Centro, la continuación de todo eso”, afirmó.

“Nuevas campañas vienen, soldados. Preparemos el bastimento. El del alma, primero que nada, para seguir en marchas forzadas construyendo la patria que le dejaremos a nuestros hijos, construyendo la Revolución Socialista. Porque la patria o es socialista o no es patria. En el capitalismo no hay patria para nosotros: sólo colonia, lo que fuimos durante mucho tiempo. ¡Ya basta! Queremos ser independientes, y eso sólo se logra a través de una Revolución Socialista”.

El presidente Chávez recordó ante los soldados una conversación telefónica que una vez sostuvo con Fidel, por teléfono, hablando de lo doloroso de la muerte del Libertador, abandonado, traicionado, sin pueblo, y evocó las palabras que entonces le dijo Fidel: “En verdad es doloroso. Pero, Chávez, ni tú ni yo vamos a morir así. Nosotros moriremos, cuando nos toque, vencedores. Tenemos que dejar un pueblo en pie. Tenemos que dejar una patria en pie”.

A lo cual Chávez respondió: “Y la dejaremos, Fidel. En pie, victoriosa. La patria de Martí. La patria de Bolívar”.

“Por eso” -concluyó el presidente- “el pueblo tiene razón: ¡Uh! ¡Ah! Chávez no se va. De todos modos, eso lo decidirá legalmente, constitucionalmente, el pueblo, en el mes de febrero, Dios mediante, en el referéndum constitucional”.

El cardenal “pecador”

El presidente Chávez se refirió durane su discurso a las declaraciones del cardenal Urosa, Arzobispo de Caracas y segundo Vice-presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, contrarias a la celebración del referéndum sobre la propuesta de enmienda constitucional, por considerar que “esa propuesta ya se consultó el año pasado y fue rechazada”. Estas fueron las palabras del presidente Chávez al respecto:

“Humanos somos. Pecadores somos. Ahí salió el cardenal de la Iglesia Católica diciendo cosas. Que Dios lo perdone. Ahora, nadie se deje manipular por la figura de un cardenal. Porque no es cualquier cura que salió, es un cardenal. Él debería medir sus palabras, porque él sabe que está mintiendo. Porque si él dice que está en desacuerdo, ¡bienvenido el desacuerdo! Pero está mintiendo, tratando de manipular, y eso sí es un pecado grave”.

Sobre el argumento del representante de la alta jerarquía eclesiástica venezolana, el presidente Chávez subrayó que “es lo mismo que dice la oposición, que le tiene miedo al pueblo. Lo mismo que han dicho desde hace diez años”. Chávez recordó cómo exactamente lo mismo que la oposición argumenta ahora contra el referéndum sobre la enmienda, argumentaba hace diez años contra el referéndum sobre la convocatoria de una Asamblea Constituyente.

Nadie podrá evitar la consulta

“La consulta va. Nadie podrá evitarlo. Y lo que diga el pueblo, eso se cumplirá”, zanjó el primer mandatario venezolano. “Es la voluntad de la nación la que aquí se impondrá definitivamente, siempre”.

“Siguen diciendo que si yo tengo un proyecto personal, para eternizarme en el poder, etc. Nada más lejos de la verdad. Aquí no hay un proyecto personal. Aquí hay un proyecto nacional, un proyecto de independencia que requiere todavía nuevos impulsos para consolidarse, porque no está consolidado”, advirtió Chávez.

“Ahora mismo estamos preparándonos para enfrentar esa gran amenaza que hoy se cierne sobre el mundo entero, que es la crisis del capitalismo global, que comenzó en Estados Unidos por culpa del modelo impuesto al mundo por el Imperialismo norteamericano. Una crisis de dimensiones colosales. A nosotros no nos ha tocado ni una rafaguita de viento, cuando está azotando a Europa, y ya ha producido hasta rebeliones populares en Europa. Está azotando al pueblo norteamericano: son millones de familias, de personas que han perdido su vivienda, su trabajo, sin Seguro Social, que se hunden en la miseria. En Venezuela, todo lo contrario. En estos diez años Venezuela ha venido fortaleciendo su economía, reduciendo la pobreza, la miseria, el desempleo. Pero esa crisis va a impactar el mundo entero en 2009 y a nosotros también, por supuesto”.

“Pero tengan la seguridad de que ustedes tienen un capitán, un subteniente,” -bromeó- ” al frente del timón y un gobierno. Y hemos venido progresivamente tomando las medidas necesarias para enfrentar esa crisis, y para salir fortalecidos de la crisis del capitalismo mundial, que es la crisis económica más grande de la Historia”.