Lunes, 29 de dicembre de 2008
Ucrania busca pretexto para provocar a Rusia
Por: Ilia Kramnik.

RIA Novosti. En Ucrania está pasando algo extraño.

Bien el Comandante de la Marina de Guerra de Ucrania, vicealmirante Bezkorovaini, declara que en el caso de algún conflicto entre Rusia y Ucrania, la Flota rusa del Mar Negro (FMN) será “inmediatamente destruida”, bien ciertas estructuras políticas en Kiev, unidas al “comité de salvación nacional”, preparan tácticas de guerra de guerrillas para un grupo de voluntarios en el escenario ucraniano de acciones bélicas luego de iniciada la supuesta agresión rusa.


Los nuevos jefes del Estado Mayor ucraniano suponen que la agresión será de grandes magnitudes: participarán 40 mil efectivos entre soldados y oficiales rusos, aproximadamente 2 millones 800 mil tanques, algo de 300 lanzamisiles múltiples, 20 misiles táctico-operativos, cerca de 80 bombarderos tácticos, cazas, 8-10 bombarderos estratégicos Tu-22M3, etc.

Las supuestas consecuencias serán también muy graves. Según el parecer de uno de los miembros del “comité”, Alexei Orestovich, “las tropas ucranianas serán bloqueadas por ancianas con carteles y pancartas, a las que no podrán dispararles, pero serán sacrificadas en la aventura militar de los rusos. La cantidad de víctimas según lo pronosticado alcanzará unos 30-50 mil personas; de refugiados, 420-450 mil”. El “comité” asegura que el ataque a Ucrania ya está planificado por el Estado Mayor General del Ejército ruso.

Si no fuera por la postura que toma el sector oficialista ucraniano, no se prestaría atención a semejantes declaraciones y “tácticas”. Sí, así es, el sector oficialista guarda silencio, pero se comporta de manera concreta: suministra de armamento a Georgia, restringe la circulación normal de la FMN rusa, y finalmente prepara el desplazamiento de tropas a las fronteras con Rusia. Según información obtenida el citado desplazamiento se realizará los primeros meses del 2009.

Será difícil encontrar una explicación razonable al respecto. Si no tomamos en consideración la turbación mental de las personas que deciden o la versión de que alguien en Ucrania con todos sus sentidos puestos en la cabeza quiere declararle la guerra a Rusia, queda sólo una cosa: en Ucrania hay alguien que quiere provocar a Rusia para dinamizar sus actuar con respecto a Crimea y la FMN a fin de tener la posibilidad: primero, mostrarse ante el mundo como “víctima” y así poder recibir el apoyo de la “comunidad mundial”; segundo, deshacerse de los indeseados bajo el pretexto de la “agresión rusa”; tercero, que es lo más importante, para distraer la atención de los ciudadanos en lo que concerniente a los problemas internos de Ucrania.

Partiendo desde este punto de vista, lo que pasa en Ucrania es muy claro. Las tácticas de guerra de guerrilla, que se preparan por organizaciones nacionalistas y abiertamente nacistas tipo “Bratstvo” (Hermandad), “Nueva fuerza”, “Hermandad del Norte” (actualmente opera en Rusia) junto con las declaraciones de Bezkorovaini, quien participara en el proceso de “convertir” a la FMN en ucraniana, reflejan los ánimos de una parte antirrusa de la sociedad y de la élite ucraniana que tiende a utilizar cualquier pretexto para agudizar las relaciones con Moscú.

Si no hay algún pretexto, habrá que inventarlo. En particular, es muy probable que los grupos que traman “tácticas” de ese tipo, busquen la forma de provocar a la Flota del Mar Negro rusa. Pero en esta ocasión no se limitarán con sólo bloquearla o tomando una de sus unidades, sino también agrediendo a su tripulación y familiares. Si tales acciones alcanzaran grandes magnitudes, Rusia se verá obligada de alguna manera a reaccionar. En este sentido, cualquier reacción que no sea callar y sacar a la flota naval de Sebastopol, puede ser utilizada para acusar a Rusia de agresión.