Lunes, 29 de dicembre de 2008
UCRANIA, “OVEJA NEGRA” EN TRÁNSITO DEL GAS

Europa debe defender sus intereses en cuanto al gas declaró Tatiana Mitrova, experta del Instituto de Investigaciones energéticas de la Academia Nacional de Ciencias. Las amenazas para el tránsito de gas a Europa, debido a la deuda que tiene Ucrania con Rusia, están en el centro de la agenda de la reunión de este lunes del Directorio de Gasprom.


La deuda de Ucrania con Rusia supera los dos mil millones de dólares. Son mínimas las posibilidades de que el litigio comercial sea resuelto antes del 1º de enero. Lo que significa que Ucrania dejará en enero de recibir gas de Rusia ante la ausencia de un nuevo contrato. En tanto, a juicio de Tatiana Mitrova, el conflicto no puede durar tanto tiempo.

-La solución será encontrada debido a que, sin gas, Ucrania no puede mantenerse mucho tiempo. A este se le propuso que cancele el gas a costa de lo que Rusia tiene que pagarle en 2009 por el tránsito de gas a Europa. Rusia planteó también otros esquemas patrimoniales. Supongo que una de las variantes será finalmente aprobada. Al mismo tiempo, es posible también la ingerencia de los consumidores europeos, por ejemplo, que Europa le preste a Ucrania parte del dinero que este le debe a Rusia.

Gasprom advirtió a sus socios europeos que no tiene seguridad de que Ucrania no opte por robar gas de las tuberías que llevan el combustible a Europa, para cubrir así sus necesidades. ¿Se han conocido ejemplos de este tipo en la práctica mundial?

-Los países europeos de tránsito se distinguen por una elevada disciplina. A nadie se le ocurriría consumir gas que no ha pagado o robarlo, como viene practicándolo Ucrania en los últimos años. Los países de una elevada disciplina jurídica no se permiten tales excesos. Los países desarrollados no pueden permitírselo tampoco, por la simple razón de que son considerables los ingresos que reciben por ese tránsito. Todos los países valoran su estatus y los ingresos que son posibles solo con una reputación impecable. De manera que, en este sentido, Ucrania es la exclusión de la práctica mundial.

Así las cosas, Gasprom aseguró a los socios europeos que se empeña en impedir las intermitencias en los suministros. En tanto, con otras condiciones, el problema del tránsito ucraniano será no solo de Gasprom, sino de sus consumidores europeos.