Viernes, 26 de dicembre de 2008
EN LA GUERRA CONTRA OSETIA DEL SUR LOS MERCENARIOS TOMARON PARTE ACTIVA

Los mercenarios ayudaron activamente a la guerra de Georgia contra Osetia del Sur. El comité de Instrucción adjunto a la Fiscalía de Rusia publicó un libro titulado “La tragedia oseta.


Libro blanco de crímenes cometidos contra Osetia del Sur”, en el que se exponen los resultados preliminares de la investigación de los sangrientos acontecimientos de agosto en el Cáucaso. Entre otros hechos aducidos por los jueces de instrucción, figuran pruebas de la participación e mercenarios extranjeros en las hostilidades al lado de las tropas georgianas.

La esmerada labor de los juristas continúa pero ya de momento queda claro que entre los mercenarios que perpetraron crímenes contra el pueblo de Osetia del Sur había ciudadanos de EEUU, Turquía, Chequia y Ucrania.

En lo que atañe a los estadounidenses y checos, es bien probable que, a lo mejor, hicieran el trabajo pagado de antemano. En particular, porque se les prometió una guerra breve y triunfal. En cuanto a los ucranianos la cuestión resulta más difícil. Aquí se puede destacar dos categorías. Unos son nacionalistas, miembros del partido UNA-UNOS, para os cuales Rusia es el principal enemigo y culpable de todas las desgracias del pueblo ucraniano. Ellos lucharon a conciencia, por su idea. Pero no solo ellos tienen las manos manchadas de sangre, sino también los que envió a estos especialistas a la matanza. Es sabido que por disposición del Presidente Víctor Yúschenko el ejército georgiano recibió, además a precios módicos, carros blindados, cañones pesados y conjuntos de misiles antiaéreos. Todas estas armas fueron manejadas por los militares profesionales ucranianos. Este hecho fue catalogado por el Presidente ruso Dmitri Medvedev como crimen contra las relaciones ruso-ucranianas. Los uniformados rusos declaran francamente que por primera vez en la novísima historia Ucrania luchó premeditadamente contra Rusia. El mercenarismo es un crimen, recalcó en entrevista a La voz de Rusia el experto del Instituto del Estado y Derecho Serguey Maxímov:

El mercenarismo prácticamente siempre sirve de instrumento de solución de tareas política y de consecución de objetivos políticos.

El régimen de Saacashvili no logró sus designios en el Cáucaso. Por el contrario, causó daño a la integridad territorial de Georgia y degeneró en “quebrado” político. Y la participación de mercenarios en la aventura de agosto muestra una vez más la amoralidad y la falta de principios de los organizadores del genocidio contra el pueblo suroseta.