Jueves, 18 de dicembre de 2008
América Latina y el Caribe refuerzan integración regional

COSTA DE SAUÍPE, Brasil, 17 de diciembre.–– «Concluyó en este balneario la I Cumbre de América Latina y el Caribe con la convicción de que la integración política, económica, social y cultural de la región constituye un factor necesario para avanzar hacia el desarrollo sostenible y el bienestar social de sus ciudadanos.


Según PL, en su extensa Declaración Final, los jefes de Estado y Gobierno reafirman el compromiso con la defensa de la soberanía y del derecho de todo Estado a construir su propio sistema político, libre de amenazas, agresiones y medidas coercitivas unilaterales.

El documento reitera la disposición de erigir un orden internacional más justo y equitativo. Asimismo, aboga por el fortalecimiento del multilateralismo, y señala la urgente necesidad de emprender una verdadera reforma de las Naciones Unidas que garantice la representatividad y democratización de sus órganos principales, en particular el Consejo de Seguridad.

Los mandatarios enfatizan además la urgencia de los esfuerzos de cooperación, complementación e integración regional en el sector de energía, ante los fuertes desequilibrios entre oferta y demanda en el mundo.

También los dignatarios defienden la necesidad de un amplio diálogo internacional, con la participación activa de los países en desarrollo, para la construcción de una nueva arquitectura financiera.

En correspondencia, resaltan la importancia y la urgencia de fortalecer los mecanismos regionales y sub-regionales para fomentar la integración y el desarrollo en el contexto de la crisis financiera global.

Los mandatarios y representantes de los 33 países de América Latina y el Caribe, convocados por primera vez sin tutelajes extrarregionales, demandaron el fin inmediato del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por Estados Unidos durante 50 años.

En una Declaración Especial difundida al final de la reunión se incluyó, además, el rechazo a medidas contrarias al Derecho Internacional como la Ley Helms-Burton.

Durante las sesiones de esta histórica cita, el presidente venezolano, Hugo Chávez, urgió al continente a crear una Organización de Estados de América Latina y el Caribe, estrategia fundamental de integración frente al actual orden capitalista mundial.

Por su parte, el mandatario boliviano, Evo Morales destacó que las imposiciones de arriba y desde afuera no han sido soluciones, tampoco las recetas de organismos como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

En su comparecencia en la Cumbre, el primer ministro de Jamaica, Bruce Golding, llamó también a fortalecer los esquemas regionales ante esa situación, como el Grupo de Río, el cual, dijo, debe convertirse en el marco organizativo e institucional propulsor del desarrollo del área.

El presidente hondureño, José Manuel Zelaya, en un comunicado subrayó que «esta es una reunión para dignificar las posiciones de América Latina».

«Vamos por una política exterior de respeto a la autodeterminación de los pueblos, al derecho que tenemos cada sociedad de darnos nuestra propia dignidad», enfatizó.

Como parte del encuentro efectuado en el balneario de la Costa de Sauípe, tuvieron lugar también las cumbres de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), la del Grupo de Río, que acogió oficialmente a Cuba como miembro de pleno de ese foro, y la del Mercado Común del Sur (MERCOSUR).