Sabado, 13 de dicembre de 2008
Las prioridades son salud, nutrición, educación y vivienda
Por: Luis Alberto Matos

“Los recursos para la inversión existen; no es que van a llegar. Contamos con fortaleza para la inversión y para mantener una dinámica económica de crecimiento.”
Alí Rodríguez Araque


Cuando un periodista venezolano califica de “chorro petrolero”, a los ingresos de la República Bolivariana de Venezuela por venta de hidrocarburos y derivados, estoy obligado a deducir que lo hace por expresas órdenes de sus superiores. En tal caso, está cumpliendo con su trabajo.

Ahora bien, si él realmente lo cree, asumo que tal afirmación proviene de esa trasculturización que sólo ha servido para justificar el desvío de las riquezas de todos a las arcas de una minoría. La gran mayoría, de quienes así piensan, no parecen darse cuenta que ellos mismos vivirían muchísimo mejor si nuestra revolución hubiera llegado algunas décadas antes.

La oposición, en su deseo de salir de Chávez, insiste en que el precio del petróleo será inferior a 60 dólares por barril. Sin embargo, cabe recordarles que, desde el Norte, sus verdaderos jefes predicen una cifra mayor como promedio para el 2009. Y por supuesto, en invierno y tras la reducción de la OPEP, verán números superiores durante varias semanas.

Pero, aunque descendieran los ingresos venezolanos, aquí nó se reducirá la verdadera inversión. De hecho, el Ministro Alí Rodríguez Araque garantizó que el gasto social en Venezuela no será afectado durante el próximo año. Y más del 25% del Presupuesto Nacional irá a educación y salud.

Aporte del SENIAT

Hay otras fuentes de ingreso. El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria espera contribuir con el 49% del ingreso del presupuesto 2009. Estiman un crecimiento del 23% y un total de 76.800 millones de bolívares fuertes entre Impuesto sobre la Renta, Impuesto al Valor Agregado, renta aduanera y otros impuestos.

Y en caso que aún no alcance, habrá reducciones en otros gastos no básicos y pudiera tomarse de las reservas monetarias internacionales donde, como buena previsión, se acumuló parte de ese excedente que ingresó a mediados de 2008.

Ingreso petrolero

Rafael Ramírez, Ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo y Presidente de PDVSA, aclaró que “Lo más importante es la estabilidad y el balance del mercado, de la oferta y la demanda; quizás es necesario un nuevo recorte.”

Un millón menos, en la oferta OPEP, significaría una reducción adicional de 90.000 barriles diarios para Venezuela. Pero sabemos que los precios subirán. Necesitamos, en consecuencia, mantener nuestra potencial capacidad de producción. A tal efecto, PDVSA presupuestó 15.000 millones de dólares para proyectos exploratorios.

Dimitri Medvedev, Presidente de la Federación de Rusia, al visitarnos recientemente demostró su acuerdo con nuestras expectativas al declarar que “Rusia quiere que haya precios justos y estables del petróleo. Estos precios no pueden ser ni tan bajos, ni tan altos; es decir, no deben ser especulativos. Pienso que deben ser precios racionales”.

Confianza en el futuro

El presidente Chávez y su homólogo ruso firmaron siete acuerdos de cooperación en materias energética, militar, económica, comercial, tecnológica y financiera.
Los documentos suscritos, que apoyan el desarrollo venezolano, destacan el uso de la energía nuclear con fines pacíficos, la cooperación en el estudio del bloque Ayacucho 3 en la Faja Petrolífera del Orinoco y el memorando de entendimiento entre PDVSA Naval y la Corporación Unida de Construcción Naval, de Rusia.

Venezuela está entre los países mejor preparados para responder a esta crisis; poseemos más que suficiente en reservas internacionales, el Fondo de Estabilización Macroeconómica y el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden). Adicionalmente, tenemos algo muchísimo más valioso que esos miles de millones de dólares: el convencimiento de que la mejor inversión, sin ningún lugar a dudas, es el gasto social.
jaquematos@cantv.net