Jueves, 27 de noviembre de 2008
Chávez: El Sur también existe
Telesur

El presidente venezolano, Hugo Chávez, destacó este miércoles que «el Sur también existe» al hacer referencia a las propuestas que desde distintos países se presentan para hacer frente a la crisis financiera mundial.


Las declaraciones del jefe de Estado venezolano se produjeron durante el recibimiento a los asistentes a la Cumbre de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) que se realiza en la capitalina ciudad de Caracas.

Chávez destacó que los países del Sur no se quedarán de brazos cruzados y que desde este foro se tomarán decisiones.

«No vamos a esperar de brazos cruzados a que el Fondo Monetario Internacional (FMI), ni del Banco Mundial (BM) vengan a solucionar los problemas y sobre todo esa gran amenza que sobre el mundo se ha desatado que es la gran crisis», destacó.

«No debemos esperar nada sino de nosotros mismos. Claro, estaremos oyendo las opiniones del G-20, el G-21 o el G que sea, pero nosotros tenemos cosas que decir. El Sur también existe. Nosotros también existimos y vamos a tomar decisiones», agregó Chávez quien también informó que durante la cumbre se va a estudiar la creación de «una zona monetaria» común.

Desde el Palacio de Miraflores, sede del gobierno, el presidente Chávez informó que él y su homólogo ecuatoriano Rafael Correa, quien asiste como observador «y como invitado extraordinario», se reunieron brevemente antes de la bienvenida a las afueras de la residencia presidencial.

El jefe de Estado ecuatoriano, economista de profesión, «nos dio una clase, una propuesta para crear una zona monetaria. No vamos a esperar de brazos cruzados que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial vengan a solucionarnos los problemas», expresó Chávez.

Apuntó que ante la situación desatada, por «la gran crisis del siglo, económica, alimentaria y ecológica, el sur también existe», y espera que de la cumbre surjan alternativas ante esta situación.

Dijo que la invitación al presidente Correa, responde a una necesidad de trabajo conjunto, «porque (Correa) nos ha dado luces, rumbo a mecanismos de intercambio comercial y más adelante hacia una moneda común. Esto es el reto que nos impone el tiempo histórico y su carga. Aquí estamos cumpliendo la responsabilidad que nos ha impuesto nuestros pueblos».

Chávez felicitó a los mandatarios por el avance de la democracia en sus respectivas naciones, que ahora es «una democracia popular, una democracia nueva», al tiempo que resaltó el triunfo del presidente Correa en Ecuador con la aprobación de la nueva Constitución y la victoria del mandatario Ortega en Nicaragua en las recientes elecciones municipales.

Del mismo modo, resaltó como Bolivia «salió del foso en la trampa imperial y pitiyanqui que quiso hundirla», dirigiéndose al dignatario de ese país, Evo Morales.

El Palacio de Miraflores sirve de escenario para recibir a los mandatarios, quienes cumplirán una apretada agenda de trabajo, en la cual buscarán soluciones a los problemas generados por la crisis económica en la región.

La Alternativa Bolivariana para América Latina y El Caribe, integrada por Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Dominica y Honduras, es una propuesta de integración que pone el énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social y, por lo tanto, expresa los intereses de los pueblos latinoamericanos.

El ALBA se fundamenta en la creación de mecanismos para fomentar ventajas cooperativas entre las naciones que permitan compensar las asimetrías existentes entre los países del hemisferio.