Leopoldo López usó servicios de Fundayacucho para estudiar teología en Harvard

El presidente de Fundayacucho, Jorge Arreaza, reveló que López, actual alcalde de Chacao, usó los servicios de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho (Fundayacucho) para ir a estudiar Teología en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. El padre del alcalde, LLeopoldo López usó servicios de Fundayacucho para estudiar teología en Harvard


Jorge Arreaza, presidente de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho (Fundayacucho), denunció, este miércoles, en el programa Dando y dando de VTV, que «Fundayacucho sirvió durante la Cuarta República para darle privilegio a quienes tenían privilegios», al revelar que el alcalde de Chacao, Leopoldo López, aprovechó presuntamente la influencia de su padre cuando fue presidente de esta institución.

Contrastó Arreaza el funcionamiento actual con lo que se hacía en el pasado, cuando Fundayacucho funcionaba con influencias y amiguismos. Se requería llenar una planilla en papel, de las cuales sólo se imprimían unas 20 mil al año. Para obtenerlas, existían roscas y corrupción. En cambio, actualmente la solicitud se hace vía Internet, y no se requieren más las planillas impresas.

Leopoldo López, el teólogo:

Recordó que Leopoldo López, actual alcalde de Chacao, usó los servicios de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho (Fundayacucho) para ir a estudiar Teología en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. Posteriormente se cambió a un «MBA» (Master in Business Administration, Maestría en Administración de Negocios), por lo que «su programa de gobierno involucra la privatización y el neoliberalismo, porque para eso se formaron».

«¿Necesitaba el país en ese momento o en cualquier otro a un muchacho estudiando teología en el exterior?», se preguntó Arreaza.

El padre del alcalde López, Leopoldo López Gil, fue presidente de Fundayacucho en los dos períodos de gobierno de Carlos Andrés Pérez: entre 1974 y 1979, y entre 1989 y 1994. Medios privados rumorean que, en caso de que la inhabilitación a López sea ratificada por el Tribunal Supremo de Justicia, éste propondrá a su padre para que se lance a la Alcaldía Metropolitana de Caracas en su lugar.

Cambios que democratizaron a Fundayacucho:

Arreaza mostró cómo se efectuaron cambios en la institución que permitieron que cualquier persona pueda solicitar becas a través de Internet, democratizando el acceso a este beneficio educativo.

Indicó, que la institución, que da becas a estudiantes de educación superior, abrió un proceso en el cual 304 mil personas hicieron solicitudes. Noventa mil personas recibirán becas bajo el proceso regular. «Eso es más de lo que se dio en los primeros treinta años de gestión de Fundayacucho», destacó.

Señaló, además, que todas las personas que solicitaron becas este año y pertenecen a etnias indígenas, o tienen algún tipo de discapacidad, recibirán las mismas una vez se compruebe su estatus.

Se otorgaron 54 mil beneficios en total entre los años 1975 a 1998. La mayoría no eran becas, sino créditos: el beneficiario debía pagarlas una vez culminara sus estudios, y requería de un fiador para poder aspirar al crédito. En contraste, desde 1998 hasta 2008 se han dado 205 mil becas, casi el cuádruple.

Informó Arreaza, que la selección de becarios se hizo en cuatro minutos a través de un software automatizado, que escogió a los beneficiarios considerando su posición socioeconómica y la importancia de la carrera que estudian para el país. José Sosa, director de Informática de Fundayacucho, dio más detalles en una entrevista realizada para YVKE Mundial, en la cual se resaltó cómo se usó Internet para vencer la exclusión y permitir que personas de los rincones más alejados de Venezuela pudieran tener oportunidad de postularse para la beca.

YVKE Mundial/VTV –Ora-oq