Duras acusaciones signan acalorado debate Colombia-Nicaragua en la OEA

En un durísimo debate ante la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, el segundo en un mes entre las dos naciones latinoamericanas en el mismo escenario, y según la reseña de las agencias de noticias, los dos países reiteraron sus mutuas acusaciones por el caso de las FARC.


Mientras el embajador colombiano intentó acusar al gobierno de Nicaragua de apoyar el “terrorismo”, el embajador nicaragüense tildó de “narcoestado” al gobierno de Uribe. En esta sesión, el secretario general de la OEA, visiblemente molesto, reclamó transparencia a Colombia en sus solicitudes a la instancia.

Colombia acusó este jueves en la OEA al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, de «proteger terroristas», mientras que Nicaragua tildó al país andino de «narcoestado» que practica el «terrorismo de Estado», en una nueva escalada de las tensiones bilaterales.

Mientras Colombia considera a las FARC un «grupo terrorista», Nicaragua sostiene que se trata de un «movimiento de liberación nacional», y defendió el asilo político a las mujeres sobrevivientes del ilegal ataque militar colombiano en suelo ecuatoriano, el pasado primero de marzo.

Nicaragua, a través de su embajador Denis Moncada, indicó que otorgar «asilo y refugio a personas perseguidas por cuestiones políticas es sagrado» para su país.

Las colombianas Martha Pérez y Doris Bohórquez Torres, que fueron asiladas por el gobierno de Ortega, y la mexicana Lucía Morett que según Managua se encuentra con visado de turista en su territorio, se encontraban en el campamento de las FARC atacado por Colombia y sobrevivieron el ataque.

Colombia afirma que el vuelo en el que fueron trasladadas las colombianas desde Ecuador pasó por su espacio aéreo, y que Nicaragua mintió sobre el propósito del viaje de la aeronave al pedir autorización para un sobrevuelo de un avión del Ejército nicaragüense por orden de Ortega.

Nicaragua niega que el avión haya sobrevolado Colombia.

Pese a que las últimas informaciones señalan a Colombia de haber utilizado en forma ilegal emblemas de la Cruz Roja InternacIonal y de la televisora TeleSUR, durante una supuesta misión humanitaria que resultó ser una simulación y engaño, en franca violación a las leyes de rigen estos operativos, el embajador colombiano, Ospina, dijo que Nicaragua está en «flagrante violación del derecho internacional» cuando Ortega «se solidariza» con las FARC.

Moncada, por su parte, expresó que Colombia es un «narcoestado que aplica y pone en práctica un terrorismo de Estado que afecta a la región». El representante nicaragüense se refirió además al diferendo que enfrenta a los dos países por el caribeño archipiélago de San Andrés, y sostuvo que su país «exige a Colombia que se respete su soberanía en el mar Caribe».

Insulza reclama transparencia a Colombia:

Ospina sostuvo que su país no buscará sanciones contra Nicaragua porque «la actitud irresponsable de un gobernante no puede dar lugar al castigo de un pueblo. (…) Suficiente castigo es su gobierno». Pero preguntó «¿Qué va a hacer la OEA? ¿Está vigente o no la Carta Democrática Interamericana?».

De su lado, en declaraciones a periodistas, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, visiblemente molesto, sostuvo a raíz del cuestionamiento formulado por Colombia a la organización, que si Bogotá tiene algo que solicitarle a la OEA con relación a una eventual aplicación de la Carta Democrática Interamericana con Nicaragua, que lo haga formalmente.

«Si lo quieren pedir, que se lo pidan (a la OEA), pero que no lo digan en tres líneas en un discurso de 20 páginas», lanzó.

AFP/Agencias/VTV -Ora