30 multinacionales americanas en Colombia aceptaron cargos de financiar los paras
por Luís Ernesto Almario
/ ABP Australia


Medio centenar de multinacionales americanas establecidas en Colombia, aceptaron cargos de financiar las bandas paramilitares en sus actividades que han violado los derechos humanos, dejando millares de muertos, irrigando con sangre, desolación y miseria, a presuntos opositores al régimen civil militar que en la casa Nariño en Bogota, lideran el presidente Álvaro Uribe Vélez, su vicepresidente Francisco Santos (alias «Pacho») y Freddy Padilla de León, comandante de las Fuerzas Armadas gubernamentales.

Documentos de complejo de culpa fueron entregados por las transnacionales estadounidenses al seno del Tribunal de los Pueblos, que delibera en Bogota, cuya audiencia final es esperada a partir de hoy, cuyos resultados no se hallan solamente rodeados de misterio y expectativa, sino que también encienden una pequeña luz de esperanza a las familias de las victimas de la violencia o terrorismo de estado implantado en Colombia por los paramilitares, con sus genocidios y desapariciones forzosas o secuestros en fin de todo un laberinto durante el actual régimen. Aunque sea una pequeña amonestación, contra el poder económico de los Estados Unidos, señalan los ofendidos.

Los pliegos de cargos aceptados por las transnacionales americanas justifican su accionar financiero en favor de los genocidas paramilitares sobre la base de defender una «democracia» previamente establecida y amiga del gobierno de los Estados Unidos, al tiempo que pretende “impedir la violencia comunista terrorista de los enemigos de la paz” traspase las fronteras colombianas y afecte las naciones vecinas, que según advierten las multinacionales ellos están en obligación de «proteger».

La Agencia Bolivariana de Prensa, ABP Australia logró establecer extraoficialmente que en la lista del medio centenar de transnacionales de los Estados Unidos que violan los derecvhos humanos en Colombia se encuentran patrocinando grupos paramilitares: Coca Cola, Nestle, Drummond, Telefónica, Endesa, Chuiquita Brands , entre otras. Se afirmó en el evento también en idéntico sentido que las multinacionales pagaban su protección o impuesto de guerra al gobierno y por debajo de cuerda a los paramilitares.

En el Tribunal de los Pueblos, figuran descollantes letrados como Adolfo Pérez Esquivel y Gianni Togmoni, galardonados con el Premio de la Paz .1980.

En la década del 70 al 80 con el financiamiento de la CIA, la inteligencia de la Brigada de Institutos Militares con anuencia del gobierno fueron creados los Escuadrones de la Muerte, con Álvaro Uribe Vélez, antes de su régimen nacieron las Cooperativas ‘Convivir’, durante su mandato se fundaron las «Auto Defensas Unidas de Colombia;»su padre y su hermano Santiago Uribe Vélez, ideólogos y fundadores de los temibles «12 APOSTOLES» y ahora las emergentes ‘AGUILAS NEGRAS».

El paramilitarismo alimentado con dineros del narcotráfico siempre ha tenido el soporte financiero de todas las organizaciones gremiales de producción, de hacendados y ganaderos, amigos de la familia Drive Vélez, de un 70 por ciento del poder legislativo cámara altas y baja, del ejecutivo, su engranaje burocrático o pago de prebendas por sus servicios al régimen y algunos funcionarios corruptos del poder judicial.

Finalmente algunos analistas y entendidos políticos en materia latinoamericana estudiosos de la problemática colombiana como Vidrual Vega, líder sindical australiano fue enfático en señalar que Colombia sumido en un caos político, carcomido por la corrupción y azotada por la violencia terrorista estatal, auspiciada por el imperio del norte no le quedaba otro camino; levantarse en armas contra el régimen totalitario de Uribe Vélez y buscar su segunda independencia con Bolívar, Manuel y las FARC-EP, al poder.