LO QUE NO HACE UN BOLIVARIANO
Por: Ricardo Rosa-Brussin

Ahora si es verdad que se jodió la bicicleta. No fue hace mucho cuando un grupo de personas y dirigentes populares indignados por la impunidad con que actúa Globovisión, y ante la inoperancia de CONATEL, fue hasta su sede a protestar y exigirle al delincuente de Ravell que diera la cara.


A nuestro presidente no se le ocurrió otra cosa mejor que llamarlos indisciplinados y hasta infiltrados, lo que le faltó fue decir que vaina era esa de andar por ahí protestando en contra de la oligarquía.

Más recientemente se molestó porque muy pocos se calan a los candidatos impuestos a dedo, a pesar de que en efecto hubo unas elecciones internas, como lo son su hermano en Barinas, el señor Lara en Guarico, el político mediático más vertiginoso de todos los tiempos, es decir Mario Silva, y pare usted de contar, aduciendo que no había disciplina partidista.

Luego salió dando unas “recomendaciones” un tanto destempladas a las FARC cuando hacia nada pedía beligerancia para las mismas. Y hoy viene a regañar nada más que al PCV, el partido más consecuente con el pensamiento de izquierda que ha habido en Venezuela, porque van a apoyar un acto de repudio por la presencia de un genocida de la talla del paranarcogangster de Uribe en Venezuela. Y de paso argumentando una sarta de imprecisiones históricas que lo dejan muy mal parado ¿Entonces Hugo como es la vaina, Bush es un diablo que huele a azufre pero a su cachorro predilecto le vienes a dar oxigeno después que tiene el rancho en llamas allá en Colombia? No señor las cosas no son así tan fáciles, si usted creé que el pueblo, entre el que se cuentan muchísimas organizaciones populares, se va a calar que usted nos venga a pasear ante las narices a esa joyita comparable con Posada Carriles, el mismo que usted le reclama todos los días a los gringos que nos entreguen, esta usted pelando el pedal. Señor presidente, usted es el primero que sale a decir que Venezuela se respeta cada vez que su flamante invitado le escupe la cara a nuestra patria y a nuestro pueblo y ahora viene a dictar líneas de la manera más contradictoria.

Por otro lado debo recordarle que una cosa son las maniobras políticas y otra es salir a defender con dignidad al presidente Correa, cuyo gobierno y país fueron victimas del “honorable huésped” para luego dejarlo colgando de la brocha con este invitado innecesario.

Por último quiero recordarle tanto al presidente como a todo el que pueda leer este escrito que todo revolucionario que se digne de serlo debe, de manera frontal, luchar en contra del culto a la persona. Venezuela no es Korea del Norte, ni la China de Mao y mucho menos una gran Iglesia como para que en nuestro país no se pueda inaugurar una cancha de Basketball sin que exista una foto de Chavez, al lado del adulante de turno, pegada en la puerta. No puede ser que hoy en día hasta en la dirección de un plantel educativo exista una foto de Chavez antes que la del Libertador. Ni cuando los adecos hubo aquí tantas fotos de un presidente pegadas en las instituciones públicas.

Definitivamente más de un pendejo creé que tapizando una Gobernación o una Alcaldía con su cara abrazado junto a Chavez el pueblo se va a comer esa coba. Presidente usted que tanto inventa porque no emite un decreto en el que se prohíba el uso de su imagen y la de cualquier mandatario para promover la gestión del gobierno. ¿ Creé usted que su ego pueda estar por debajo de su convicción revolucionaria o por el contrario usted piensa que así vamos a llegar bien lejos? Acuérdese de Bolivar, que siempre se rehusó a que le rindieran culto y hágale honor a la “revolución Bolivariana”.

Ricardo Rosa-Brussin