Sectores sociales bolivianos acusan a EEUU de encubrir actos ilegales de la extrema derecha
Por: TeleSUR


25 de abril 2008. – Sectores sociales bolivianos repudiaron este jueves el comunicado de la embajada de Estados Unidos sobre el referendo autonómico ilegal que pretende realizar, el próximo 4 de mayo, el prefecto de Santa Cruz, uno de los bastiones de la oposición de derecha contra el gobierno socialista de Evo Morales.

Obreros, campesinos y organizaciones gremiales acusaron este jueves a Estados Unidos de encubrir los actos ilegales de la llamada “media luna”, una coalición de prefectos de extrema derecha que se oponen al gobierno del presidente socialista Evo Morales.

A través de su comunicado oficial ambiguo y su silencio, Washington avala las acciones ilegales de la oposición boliviana, aseguraron los sectores sociales.

El jueves, la embajada de Estados Unidos en La Paz hizo público un comunicado, en el cual no rechaza ni aprueba el referendo autonómico que pretenden realizar el próximo 4 de mayo las autoridades del departamento de Santa Cruz (este), a pesar de haber sido vetado por la Corte Nacional Electoral (CNE), el Congreso y el Ejecutivo boliviano.

“El Gobierno de los Estados Unidos ha reiterado constantemente que apoya la unidad y la democracia de Bolivia y a sus instituciones democráticas”, afirmó Washington sin denunciar la ilegalidad de las consultas.

Para el secretario de la Central Obrera Boliviana (COB), Sócimo Paniagua, el comunicado “de respeto a la democracia boliviana” del embajador Phillip Goldberg, no refleja las verdaderas acciones de la legación estadounidense en el país.

“El comunicado de respeto a la democracia boliviana no refleja lo que hace su embajador (Philip Goldberg) en el país. Esto demuestra la complicidad que tienen ambas partes, en una franca resistencia a aceptar el cambio social que vive el país”, apuntó Paniagua.

Por su parte, el secretario ejecutivo de Gremiales de La Paz, Zenón Yupanqui, aseguró que la administración del derechista presidente estadounidense, George W. Bush, a través de su oficina diplomática, promueve la división del país y ataques contra el gobierno indígena de Morales.

“La embajada norteamericana siempre ha fomentado la división del país y ataques contra el Gobierno de Evo Morales”, denunció.

Repudió el encubrimiento de Estados Unidos en el plan de ruptura del orden constitucional que pretende llevar adelante Santa Cruz, mientras “se hacen los demócratas”.

A su vez, el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de los Trabajadores Campesinos de Bolivia, Rufo Calle Parra, opinó que “es lamentable que la Embajada de Estados Unidos no se pronuncie en casos de ilegalidad como el referéndum de Santa Cruz”.

Es una farsa el comunicado

El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, calificó este jueves como “una farsa” el documento publicado por la embajada de Estados Unidos y acusó al embajador Goldberg de hacer campaña política a favor del estatuto cruceño ilegal.

“El embajador de Estados Unidos, a través de su vocero, Erick Watnik, indicó que no tomará posición respecto al 4 de mayo, pero está declaración contrasta con la actitud que en los hechos el embajador Philip Goldberg ha tenido en los últimos meses”, expresó la autoridad.

Rada denunció que el diplomático estadounidense desarrolla una agenda política antes que diplomática en Bolivia y esa agenda está vinculada con acciones opositoras en contra del gobierno actual.

Por tanto, señaló que el embajador de EEUU tendrá que explicar ante la ciudadanía boliviana, por qué desarrollo una agenda política en una franca intromisión en asuntos internos bolivianos.

Justificó su denuncia argumentando que el diplomático estadounidense tuvo reiteradas reuniones con los líderes cívicos de la “media luna” en las últimas semanas.

También apuntó que Goldberg se reunió de manera selectiva con varios dirigentes campesinos e indígenas de algunas regiones del país para buscar que estos apoyen la causa separatista de los dirigentes cívicos contrarios al proceso de cambio y al Gobierno.

Reveló, por ejemplo, que el embajador Goldberg se reunió hace semanas con el ex dirigente de los campesinos del departamento de Cochabamba (centro), Alejo Veliz, férreo opositor de Evo Morales y uno de los principales aliados de Santa Cruz.

Según Rada, a pesar de la existencia de fotografías de la reunión que sostuvieron Veliz y varios ex dirigentes indígenas y campesinos con Goldberg, en un hotel de cinco estrellas de la ciudad de Santa Cruz, aquél negó esa situación.