Las mentiras se repiten en cantidades industriales
Jean Guy Allard: hay que tener cuidado con los proyectiles que disparan los medios
Periodista canadiense Jean Guy Allard

El periodista canadiense Jean Guy Allard, en entrevista exclusiva para el MinCI, habla sobre el papel de los medios de comunicación, socios de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en las campañas de terrorismo mediático. Califica a estos medios como los infotraficantes de América, al tiempo que consideró el Encuentro Latinoamericano contra el Terrorismo Mediático como una iniciativa formidable

Por: Dexy García (*)

El periodista Jean Guy Allard se encuentra en Venezuela para participar en el Encuentro Latinoamericano contra el Terrorismo Mediático, que se realizará en Caracas del 27 al 30 de marzo del presente año. En una conversación amena dio a conocer su visión sobre los medios de comunicación y sobre la SIP.

¿Qué es la SIP?
La SIP es, según mi opinión, un mecanismo de la Agencia Central de Inteligencia. Es un instrumento esencial de la manipulación de la información en América Latina. La SIP, al igual que Reporteros Sin Fronteras, son herramientas del poder imperial para realizar sus campañas en todo el Continente. Es una asociación que recibe orientaciones políticas del Departamento de Estado y de la Casa Blanca (de EEUU).

No hay que olvidar que el fundador de la SIP fue un agente de la CIA, un coronel de la inteligencia militar norteamericana que estuvo en varios conflictos, supuestamente, cubriendo la noticia.

En su reunión del 2005 la SIP hace declaraciones para proteger a Patricia Poleo de los cargos que se le imputan como autora intelectual del asesinato de un fiscal venezolano (Danilo Anderson). Otra conexión de la SIP con los servicios especiales de Estados Unidos.

¿Qué papel están jugando los medios de comunicación asociados a la SIP ante los cambios que se están dando en América Latina?
Son parte fundamental del mecanismo de manipulación de la opinión pública, y llama la atención la coordinación con la que trabajan. Los grandes titulares de la prensa comercial se parecen mucho entre un país y otro. Por ejemplo, lo que ocurrió en La XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, cuando el rey de España tuvo un comportamiento totalmente grosero hacia el presidente venezolano, al día siguiente eso se había convertido en un incidente a favor de la derecha.

Convierten los eventos a favor de los intereses de los oligarcas, se les puede llamar los infotraficantes de América Latina.

¿Siguen gozando los grandes medios de la credibilidad del público?
El gran público latinoamericano, como el europeo y del mundo entero, no tiene tanta fe en los titulares y en las campañas que muchas veces son enormes falsedades repetidas en cantidades industriales. La gente no es tan ingenua, lo vimos aquí en Venezuela, a pesar de que esa prensa tiene un poder económico gigantesco y una capacidad de difusión fenomenal. Pero al fin y al cabo, en los últimos años demostraron que este poder tiene sus límites.

Los medios buscan tanto la rentabilidad como la manipulación de la opinión pública, la prensa en el mundo está perdiendo lectores y disminuyendo las ventas.

¿Puede hacernos una comparación de lo que significa la libertad de expresión y democracia en los medios, y los principios de libertad que defiende la SIP?
La libertad de expresión en los medios es un concepto muy discutible, trabajé por 30 años en una corporación que publica diarios en Canadá, y la libertad de expresión en una sala de redacción, en las reuniones de redacción, es una cosa inadmisible, porque los titulares están hechos para vender e influir, pero no para permitir una expresión de la población.

¿Qué es el terrorismo mediático?
Es el uso de los medios para sembrar el terror a fuerza de informaciones orientadas, sobre la vida política de una nación. Son numerosos los ejemplos, y aquí en Venezuela lo han vivido. Es el viejo truco de sembrar el terror para crear opinión pública desfavorable hacia una persona, gobierno, etcétera.

¿Quiénes y de qué manera pueden detener el terrorismo mediático?
Con una prensa alternativa y haciendo eficaz las herramientas como el Internet. También haciendo eventos como el de este fin de semana (Foro Latinoamericano sobre Terrorismo Mediático), que es un evento formidable para combatir el terrorismo mediático. Este evento es importantísimo para que se enfrenten las campañas desarrolladas por la SIP. Sin embargo, considero que hacen falta más medios de comunicación progresistas, medios de prensa bien manejados, porque definitivamente hay que tener cuidado con los proyectiles que disparan los medios de comunicación imperialistas. Yo creo que tienen más alcance los proyectiles que salen de una computadora, que los que salen de un tanque.

¿Cuándo se empieza hablar de terrorismo mediático?
El término se inventó hace algunos años, pero el fenómeno existe desde hace mucho tiempo. Los grandes titulares no fueron inventados en este siglo. Hay campañas que se libraron en la prensa desde el mismo momento en que la prensa se masificó. Esto tiene estrecha relación con el fenómeno de las cadenas de medios, con los cuales los dueños han alcanzado un gran poder político. No es un fenómeno reciente, lo que sí es reciente es la denuncia hacia esos medios.

(*) dgarcia@minci.gob.ve