Aromas de Prosperidad Muchas veces tenemos que reprimir nuestros sueños, las oportunidades se disipan en el olvido de la exclusión más irracional y egoísta de este tormentoso deambular hacia la búsqueda de una verdad que nos permita ser libres. El sistema de exclusión social y de perversidad absoluta que nos domino por más de cuarenta años, agotaba el caudal de empeño que nos motivaba a seguir muy a pesar de las inquietantes frustraciones por alcanzar esos pequeños objetivos que marcaran la diferencia de luz en la oscuridad que nos obligaban a vivir.Dedicarse al arte en cualquiera de sus manifestaciones en nuestro país era un suicidio terrenal, los pocos accesos que se abrían eran estrictamente numerados a una sociedad clasista, donde el excluido no tenia entrada por carecer de cultura GENERAL.

Imaginarse ELLOS a cualquiera de nosotros visitar alguna de las pocas galerías de arte, espacios reservados solo para ELLOS, definitivamente era un insulto, solo pisar las galerías como empleados de aseo, nuestro destino.

Muy a pesar de esa nefasta vida de exclusión social, algunos compañeros y compañeras con inquietudes artísticas, pudieron sortear toda clase de obstáculos y hoy bien podrían llamarse artistas plásticos.

La revolución Bolivariana ha dado pasos inmensos en el desarrollo del nuevo orden político, social y económico, ahora bien debe marcar de igual forma las pautas necesarias para el desarrollo del nuevo modelo cultural, que tanto reclama nuestro país. Desde la formación académica como estructural, hacia el completo desarrollo del arte en todas sus manifestaciones.

«…Perdidos en disputas monótonas
buscamos el sentido secreto,
cuando un clamor sacude los objetos
‘¡Dénnos nuevas formas!’»No hay más tontos boquiabiertos,
esperando la palabra del ‘maestro’
Dénnos camaradas, un arte nuevo
—nuevo—
que arranque a la República de la escoria»(«Orden nº 2 al Ejército del Arte»,
Vladimir Maiakovski, 1921)

Aromas de Prosperidad es un interesante propuesta de la artista plástica Lidoska Pirela, en la cual nos permite degustar con la mirada una cantidad de sentimientos cargados de sabores cítricos, donde la luz se desvanece en el espacio de nuestra imaginación, llenando nuestra alma de colores magistralmente tallados en el lienzo del corazón. Lidoska hoy nos ha permitido entender el talento escondido de sueños reprimidos de un pasado que solo florecía en las cuatro paredes de nuestro pensamiento.La revolución bolivariana abre espacios y moldea montañas de sentimientos para que el arte como expresión viva de un pueblo se haga realidad, entre amor y mandarinas, los aromas internos de la prosperidad secuencial abren hoy sus espacios de FE en el Museo de Caracas, llenando de oportunidades ciertas las pasiones que hoy desbordan el entendimiento.

Felicidades camarada Lidoska por su magnifica propuesta.

Nota: Esta exposición estará abierta al público en el Museo de Caracas desde el 17 hasta el 24 de mayo…