Para quien no conoce todo el inmenso prontuario terrorista de Luís Posada Carriles, puesto en libertad por George .W Bush.

(Cortesía de http://www.cubavsterrorismo.cu)
Por: Jesús Baldonedo

Nació el 15 de febrero de 1928 en la ciudad de Cienfuegos. Hijo de Luís y Dolores. De profesión químico azucarero. Complexión gruesa, aproximadamente 190 cm. de estatura, ojos verdes, pelo canoso, piel blanca, cicatrices en el rostro.


Casado con la cubana Nievelina «Nieves» González Leyva, con quien tiene dos hijos nombrados Jorge y Janert. Mantenía relaciones amorosas en El Salvador con Helsie «Titi» Bosch, fallecida a fines del 99.
Entre los principales alias empleados para sus actividades aparecen:
El Cazador (debido a su fama como tirador experto), Ramón Medina, Ignacio Medina, Juan Ramón Medina, Ramón Medina Rodríguez, José Ramón Medina, Rivas López, Juan José Rivas, Juan José Rivas López, Julio César Dumas, Franco Rodríguez Mena.
En 1954, se traslada a La Habana y establece relaciones con políticos afines al dictador Fulgencio Batista. Fue agente policial secreto desde 1955 hasta la caída de la tiranía Batistiana. Mantiene contactos con Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos desde 1957.
Tras el triunfo revolucionario de 1959, se vincula a grupos contrarrevolucionarios que protagonizan diversos sabotajes en la Isla. Se introduce ilegalmente en la embajada de Argentina en 1960, alegando ser un perseguido político.
Abandonó a Cuba el 25 de febrero de 1961 con salvoconducto, viajando a Miami. Una semana después se vincula por órdenes de la CIA con las organizaciones contrarrevolucionarias que se preparan para la invasión a Playa Girón. Entre marzo y abril de 1961, es instructor de los que en Guatemala se preparaban a integrar los equipos de infiltración y sabotajes a territorio cubano en Bahía de Cochinos. No participa en la invasión pues su barco no llega al lugar antes del fracaso de la fuerza mercenaria.
Tras este fracaso mercenario se une a la organización terrorista Movimiento Nacionalista Cubano (MNC). Involucrado en actividades contra la Revolución Cubana en los Estados Unidos, la República Dominicana y Puerto Rico.
Integró el Ejército de EE.UU., donde recibió entrenamiento militar. Estudio en la célebre Escuela de las Américas de Fort Benning, Georgia.
En 1963 ya se le sindica como agente CIA, impartiendo entrenamiento en temas marítimos.
Según el libro “El Complot”, del General (r) Fabián Escalante, exjefe de la Inteligencia cubana, Posada está seriamente implicado en el magnicidio de Dallas, Texas. Esta podría ser una carta segura para obtener el asilo político, pues conoce demasiado sobre la implicación de la CIA en tan escabroso tema.
En 1964 se le ubica cerca de Tampa al frente de un campamento de la denominada Junta Revolucionaria (JURE), donde se entrenan a terroristas de origen cubano. En este lugar es entrenado por la CIA en explosivos y demolición. Entonces dirige un team de infiltración de la CIA que realizó actividades contra Cuba.
En esta década se vinculó a miembros de Alpha 66, Comandos L, Movimiento 30 de Noviembre, entre otras organizaciones que promovían acciones terroristas contra nuestro país.
El FBI informa en mayo de 1965 que Posada Carriles estaba asociado con una conjura para derrocar al gobierno de Guatemala. En otro informe desclasificado de la CIA de junio de 1965 lo ubica junto a Jorge Más Canosa en Veracruz, México, en el intento de volar un barco soviético.
A finales de la década del 60 se radicó en Venezuela y en 1967 la CIA lo integró a la Dirección del Servicio de Inteligencia y Prevención (DISIP) de ese país, donde ocupó el cargo de Jefe de Operaciones y cumplió también tareas como enlace con la CIA. Bajo el seudónimo de «Comisario Basilio» participa en la represión a grupos progresistas venezolanos y latinoamericanos. Llevó a Bosch para Venezuela para coordinar juntos operaciones terroristas contra Cuba.
Entre 1967-1976, trabaja simultáneamente por orientaciones de la CIA para los servicios secretos de Venezuela, Guatemala, El Salvador, Chile y Argentina.
Organiza un intento de asesinato al Comandante en Jefe Fidel Castro en 1971, aprovechando un viaje del líder cubano a Chile, Perú y Ecuador. Entre otros actos terroristas se les adjudican:
21 de enero de 1974: Está implicado en la colocación de artefactos explosivos en las embajadas cubanas en Argentina, Perú y México.
Julio de 1974: Envía cartas y libros con bombas a varios consulados de Cuba en América Latina.
7 de noviembre de 1974: Ubica bombas en el Instituto de Estudios brasileños y en la Embajada de Bolivia en Ecuador.
Posteriormente, en junio de 1975 creó la Agencia de Investigaciones Comerciales e Industriales (ICICA), utiliza como fachada para sus actividades terroristas en países de la región. Fue clausurada tras el atentado al avión de Barbados.
Junto a Orlando Bosch, funda la organización terrorista anticubana Comité de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU). Como miembro activo de esta organización terrorista participa en las siguientes acciones terroristas:
22 de abril de 1976: Involucrado en la detonación de una bomba contra la Embajada de Cuba en Portugal, hecho en el que pierden la vida dos funcionarios diplomáticos cubanos.
1ro. de julio de 1976: Pone una bomba en el Centro Cultural Costa Rica-Cuba, en Costa Rica.
9 de julio de 1976: Bomba en equipajes de vuelo de Cubana de Aviación en Jamaica.
10 de julio de 1976: Bomba en la Oficina de la línea aérea Cubana de Aviación, en Barbados.
11 de julio de 1976: Bomba en las oficinas de la Air Panamá, en Colombia.
4 de octubre de 1976: La CORU (Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Integradas) se adjudica haber colocado una bomba contra un canal de televisión en San Juan, Puerto Rico, donde se proyectaba la película cubana La Nueva Escuela.
Es identificado como el principal planificador y autor intelectual, junto a Orlando Bosch, del atentado contra un avión cubano en pleno vuelo, frente a las costas de Barbados, donde pierden la vida 73 personas. Ambos criminales son detenidos en Caracas, y se someten a proceso judicial junto a Hernán Ricardo y Freddy Lugo, autores materiales del atentado.
Permaneció detenido en varios penales venezolanos desde 1976 hasta el 18 de agosto de 1985, cuando se fugó definitivamente después de varios intentos, con el apoyo de la FNCA. Durante un cambio de guardia, sale por la puerta de la prisión. Después de 15 días en Caracas, es trasladado a Aruba, en un barco camaronero. De allí viaja en un avión privado a Costa Rica y posteriormente a El Salvador.
La fuga de la cárcel venezolana fue financiada por Más Canosa, que pagó $26 000 para sobornar a los guardianes, por orientaciones indirectas de la CIA. En las audiencias de la Comisión Tower sobre el Irán-Contras se develó que el Teniente Coronel Oliver North, miembro del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos fue quien dirigió dicha operación. Posada Carriles se trasladó a El Salvador, donde prestó servicio en la base militar de llopango, como asesor de la contra nicaragüense alrededor de dos años bajo las órdenes directas de North.
Posada ofreció una entrevista a una revista venezolana unas semanas después de su salida de prisión y dijo que de nuevo estaba luchando contra los comunistas en un lugar de América Central. Después, dio una entrevista a la revista del Miami Herald y publicó una autobiografía.
Al desatarse el escándalo Irán-Contras, en octubre de 1986, se vincula a un grupo de instructores venezolanos que asesoran a la policía salvadoreña en técnicas contraguerrilleras y de interrogatorio. Trasladándose en 1988 a Guatemala, donde trabaja como asesor de seguridad de la Empresa de Teléfonos de Guatemala (GUATEL). En esa época hizo frecuentes viajes por países centroamericanos y en especial, Honduras, Guatemala, Costa Rica y El Salvador. En estos países posee estrechas relaciones con militares y empresarios que le brindan apoyo. También ha viajado a Miami, España, República Dominicana, Venezuela y Aruba.
Pistoleros desconocidos le dispararon en la cara en febrero de 1990 en Guatemala, resultando gravemente herido. A raíz del atentado, es apoyado económicamente por el director de la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA), Alberto Hernández, quien sufraga algunos de los gastos de hospitalización.
Después de su recuperación, es trasladado a la ciudad de San Pedro Sula en Honduras, donde es hospedado en un hotel de esa ciudad por su amigo, el empresario de origen cubano Rafael Hernández Nodarse, el cual asumió todos los gastos.
Durante la década de 1990 mantuvo frecuentes contactos con Gaspar Jiménez Escobedo conocido por «Gasparito» y otros terroristas, con quienes trató de organizar varios atentados contra el Comandante en Jefe y apoyó a varias organizaciones de Miami en la adquisición de armas en Centroamérica para la ejecución de acciones violentas contra Cuba.
La FNCA crea un «ala militar» en 1992, encargada de preparar y ejecutar acciones terroristas contra Cuba y sus principales líderes. En estas tareas participan activamente Guillermo e Ignacio Novo Sampoll y Luis Posada Carriles. Para 1993, este grupo terrorista de la FNCA adopta el nombre de Frente Nacional Cubano.
En enero de 1994 participó en la organización de un plan de atentado contra el Comandante en Jefe, financiado por la FNCA , que ejecutarían en Honduras, en ocasión de la toma de posesión del presidente Carlos Roberto Reina. En junio, con similares propósitos, viaja junto a Gaspar Jiménez Escobedo a Cartagena de Indias, Colombia. El momento escogido sería cuando Fidel Castro recorría el centro histórico de la ciudad junto al Premio Nóbel de Literatura, Gabriel García Márquez.
En junio de 1995, viajó a Costa Rica para perpetrar una acción dinamitera contra un buque cubano; y en diciembre, con Ramón Orozco Crespo, preparaba una acción dinamitera contra un objetivo cubano.
En 1995 Posada Carriles en complicidad con algunos militares hondureños colocaron 41 bombas en Honduras según denunció en 1997 el doctor Ramón Custodio, dirigente del Comité Hondureño de Derechos Humanos.
En 1997 organiza, con el apoyo de la cúpula de la FNCA , la estructura terrorista creada en Centroamérica con el objetivo de ejecutar acciones violentas contra nuestro país, reclutando mercenarios de la región. Las explosiones comienzan en abril del 97 y para ello utilizan mercenarios reclutados por él como Chávez Abarca y Otto René Rodríguez Llerena. Se prepararon 14 bombas, de las cuales 8 explotaron, 4 fueron desactivadas sin explotar y 2 fueron ocupadas en el momento de introducirlas en el aeropuerto. Estas bombas ocasionaron un muerto, varios heridos y cuantiosos daños materiales.
Reconoció en una entrevista publicada por el The New York Times, 12 y 13 de julio de 1998, su responsabilidad en los atentados contra los hoteles cubanos en 1997. En esta entrevista expresó: “Como pueden ver, el FBI y la CIA no me molestan y yo soy servicial con ellos, cada vez que puedo darles una ayuda, se la doy”. En cuanto a problemas de conciencia dijo: “…yo duermo como un bebé.” Según el diario, el FBI conocía los planes de atentados contra la industria turística cubana y no hizo nada. Sobre la muerte de Fabio Di Celmo expresó: “Es penoso que alguien haya muerto, pero no podemos detenernos. Ese italiano estaba sentado en el lugar equivocado en el momento equivocado.”
Estuvo también involucrado en 1997, junto al directivo de la FNCA , Arnaldo Monzón Plasencia, en los preparativos de un plan de atentado contra el Comandante en Jefe a ejecutar durante la celebración de la VII Cumbre Iberoamericana en Isla Margarita, Venezuela. En los preparativos hizo partícipe de sus proyectos a los contrarrevolucionarios en ese país, Nelly Rojas, Pedro Morales y Francisco Pimentel, entre otros elementos, quienes aparentemente le brindaron apoyo.
Además fueron atacadas con explosivos las oficinas de Havanatour en Bahamas y Cubanacán en México. Participó directamente en la organización de un plan de atentado contra el Comandante en Jefe, durante su visita a República Dominicana en agosto de 1998, en el cual estaban involucrados otros terroristas radicados en Miami. Ese mismo año planeó hacer estallar un avión de Cubana de Aviación, en ruta de La Habana a Centroamérica.
Posada continuó en 1999 y el 2000 los preparativos de diversos planes terroristas con similar perfil, dirigidos a afectar nuestra economía y otros objetivos en Cuba y medios e intereses de nuestro país en el exterior para lo cual hizo compras de explosivos y otros pertrechos.
En cuanto al atentado preparado para la X Cumbre, fue orientado directamente por Francisco «Pepe» Hernández y Alberto Hernández, en reuniones con Posada en países centroamericanos. En dichas reuniones también participaron indistintamente los terroristas Gaspar Jiménez y Antonio Iglesias, quienes entregaron dinero procedente de la FNCA para la compra de armas y explosivos.
Entre agosto y octubre de 1999 Posada, con identidad falsa, realizó varios viajes por Honduras, Costa Rica y Panamá en función de los preparativos. En Costa Rica recibió apoyo financiero y facilidades para introducir clandestinamente por tierra hacia Panamá el armamento adquirido. En Panamá realizó los estudios necesarios en la ciudad, imprescindibles para ejecutar el plan.
El día señalado era el 17 de noviembre del 2000 en el acto que realizaría Fidel, en el Paraninfo de la Universidad Nacional de Panamá. El 5 de noviembre de 2000 entra a Panamá con pasaporte salvadoreño a nombre de Franco Rodríguez Mena, uno de sus alias para organizar un atentado con explosivos, donde hablaría Fidel.
Fidel Castro denuncia en exclusiva, el día 17, los detalles del atentado y la ubicación del grupo terrorista. Funcionarios panameños encuentran explosivos y arrestan a Posada junto a Gaspar Jiménez Escobedo, Pedro Remón y Guillermo Novo Sampoll. Condenado el 20 de abril del 2004 a 8 años de prisión, culpable de amenaza a la seguridad pública y de falsificación de documentos, no así de intento de asesinato.
La entonces Presidenta de Panamá, Mireya Moscoso, el 26 de agosto del 2004, indulta a los cuatro terroristas. En la madrugada, tomando extremas precauciones, son extraídos de la prisión «El Renacer» y conducidos al aeropuerto de Albrook, donde toman una avioneta hasta el aeropuerto de Tocumen.
Allí montan en un jet particular que parte con rumbo a Honduras, donde se baja Posada Carriles, mientras los otros siguen vuelo hacia Miami, Estados Unidos.: Posada entra a los Estados Unidos en marzo del 2005, y sus abogados dicen que busca asilo.
Denuncias cubanas sobre el paradero de Posada Carriles
11 abril de 2005: En la primera de una serie de comparecencias especiales, el Presidente cubano denuncia la complicidad del Gobierno norteamericano con el terrorismo, al revelar que se pretende dar cobija en ese país a Posada Carriles. Noticias llegadas hace más de 10 días informaron que ese terrorista internacional está en Miami y se hacen gestiones para darle asilo.
17 de abril de 2005: Fidel advierte que a Posada Carriles podrían desaparecerlo en Estados Unidos.
«Que no lo maten ahora, que no lo envenenen, que no digan que murió de un infarto o derrame cerebral, estamos dispuestos a mandar médicos para cuidar su salud, para que cuente lo que sabe y vaya a juicio», señala el Presidente cubano.
1ro de mayo de 2005: En su discurso ante más de un millón 300 mil cubanos reunidos en la Plaza de la Revolución José Martí para celebrar el Primero de Mayo, Fidel aporta otras pruebas acerca de la presencia de Posada Carriles en Miami y la evidente negativa de la Casa Blanca de actuar ante tal cúmulo de evidencias.
4 de mayo de 2005: El Canciller de Venezuela, Alí Rodríguez, pide a Estados Unidos cumplir con los acuerdos firmados y extraditar a Luis Posada Carriles para ser juzgado en Caracas.
10 de mayo: En nombre de la credibilidad, la consistencia y la justicia, el Gobierno de Estados Unidos debe arrestar y extraditar al terrorista Luis Posada Carriles, afirma en un editorial el periódico The New York Times.
11 de mayo: El Presidente cubano cita un informe del Buró Federal de Investigaciones (FBI), el cual reconoce que los terroristas Luis Posada Carriles y Orlando Bosch están vinculados al asesinato del ex Canciller chileno Orlando Lettelier y su secretaria norteamericana en 1976.
12 de mayo: Fidel acusa al Gobierno de Estados Unidos de ocultar información, pues un día después de la voladura de un avión cubano frente a las costas de Barbados, el FBI y la CIA tenían conocimiento de los autores materiales e intelectuales del criminal suceso, según un documento leído por el mandatario durante su alocución especial de este día.
13 de mayo: Venezuela solicita oficialmente a Estados Unidos la extradición de Posada Carriles. En una conferencia de prensa en Washington, familiares de víctimas del terrorismo, académicos, abogados y líderes de organizaciones sociales y religiosas en EE.UU. exigen al Gobierno de ese país el arresto y extradición a Venezuela de Posada Carriles.
15 de mayo de 2005: En un artículo titulado La guerra que Posada Carriles no pudo ganarle a Fidel Castro, el Nuevo Herald asegura que ese terrorista está derrotado.
17 de mayo de 2005: Más de un millón 200 mil habaneros desfilan en Marcha del Pueblo Combatiente frente a la Oficina de Intereses de Estados Unidos para demandar que cese el terrorismo y se haga justicia.
Esta es una marcha a favor de la vida y de la paz, de nuestro pueblo y del pueblo hermano de Estados Unidos, afirma Fidel poco antes de comenzar la histórica protesta. Posada Carriles es arrestado por agentes federales y llevado a un centro de detención en el sur de la Florida, donde recluyen a personas con problemas migratorios.
El Departamento de Seguridad Interna dice que analizaría la situación del detenido y en 48 horas comunicaría el siguiente paso del proceso.
Horas antes, el criminal había ofrecido una conferencia de prensa en la cual confirmó su petición de asilo político a la Administración Bush ; pero poco después Eduardo Soto, abogado del terrorista, informó que este había decidido retirar la solicitud de asilo político y abandonar el territorio norteamericano.
18 de mayo: Fidel llama a las fuerzas progresistas del mundo a exigir que Estados Unidos entregue a Luis Posada Carriles a Venezuela para que allí sea juzgado.
19 de abril de 2007: Es puesto en libertad bajo fianza por el Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica.
JUSTICIA…JUSTICIA…Y SOLO JUSTICIA.
NO A LA IMPUNIDAD…
NO AL TERRORISMO…
PATRIA O MUERTE… VENCEREMOS..!!!

Jesús Baldonedo
jbaldonedo@cantv.net
Estudiante de Com. Social.