9 de abril, 59 años
Gaitán como ejemplo
Germán Silva Lozada

A 59 años del magnicidio, el significado y enseñanzas del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, imponen una reflexión hacia la conmemoremos del 60 aniversario el próximo año.


Las causas de su rebeldía y su sacrificio siguen vivas y los nuevos procesos latinoamericanos y del Caribe, se proponen agendas parecidas a las del ejemplar tribuno de multitudes.

Jorge Eliécer Gaitán nació en 1903, justo cuando los norteamericanos se anexaron a Panamá y pese a ser bogotano sus años de rebeldía estudiantil se ligaron con la defensa de los trabajadores y campesinos siervos y peones que entraban a la tierra defendiendo “el libre cultivo”. Y al influjo de la revolución soviética creaban sus ligas campesinas, y los sindicatos de trabajadores bananeros, petroleros y de ferrocarriles, cuyas empresas estaban ya bajo el dominio de las transnacionales gringas.

De clase media, doctorado en Roma, puso sus energías en la defensa del campesinado junto a Erasmo Valencia y Juan de la Cruz Varela en las regiones de Sumapáz y el Tequendama en Cundinamarca, del Tolima, Huila, Antioquia y la Costa Atlántica adónde se escenificaban las principales luchas agrarias y las de sindicatos de artesanos, de servicios y empleados que a partir de los años 20 arreciaron sus luchas al calor de las ideas socialistas encabezadas por María cano y un grupo de intelectuales rebeldes.

Un momento estelar de las virtudes del joven jurista Jorge Eliécer, se evidenció en la contundente denuncia de la horrenda masacre de las bananeras, el 6 de diciembre de 1928, a manos de la dictadura de Miguel Abadía Méndez con testaferros de la United Fruit Company, que por cincuenta años explotó las plantaciones masacrando miles de trabajadores y líderes populares. Los enardecidos alegatos de Gaitán con testimonios y pruebas, junto a la presión popular, derrotaron la hegemonía conservadora que había dominado la vida nacional por 30 años con los militares y el imperialismo.

El triunfo de los liberales con Olaya Herrera, permitió la organización de sectores democráticos y revolucionarios que fundaron el Partido Comunista de Colombia en 1930, que nació enfrentando la represión militar en su misma manifestación inaugural en la plaza Bolívar. Allí el líder liberal, fue de los mejores como diputado y senador,

En 1933 Gaitán forma la Unión de Izquierda Revolucionaria UNIR, aglutinando las tendencias socialistas del liberalismo. La “revolución en marcha” del presidente López Pumarejo, a partir de 1934 con la ley 200 de tierras, un concordato entre Iglesia y estado, alivios tributarios, mejoras en la educación, la justicia, el trabajo y defensa de la soberanía, despertaron ilusiones en Gaitán y los comunistas, que abandonaron parte de sus programas adhiriendo a los del presidente. En el 36 Gaitán es alcalde de Bogotá, y con los comunistas forman la Central de Trabajadores de Colombia CTC. EL primero de mayo Gilberto Vieira interviene con el presidente en la plaza Bolívar.

La UNIR se disolvió y la creación del frente único antifascista si bien jugó un importante papel, propició una dura controversia entre la UNIR y los comunistas frente a la estrategia de las luchas campesinas, en cuyas regiones tenían mayor arraigo las dos organizaciones. (1) Vino la revancha del latifundismo godo y clerical que con la derecha liberal atacaron las reformas, deteniendo al presidente, provocando la ruptura del partido en 1938, cuando Eduardo Santos, dueño del TIEMPO, dirige la derecha en el poder y Gaitán es ministro de educación. Obligado a renunciar sale a reorganizar laUNIR, acaudillando la acción popular con un sector de la intelectualidad. Allí se desarrolla la unidad de acción con los comunistas, pero las tendencias socialdemócratas de la UNIR y el sectarismo del PCC, les impide un frente amplio contra la represión de las camarillas de ambos partidos tradicionales, que azotan a los trabajadores y el campo en los años 40.

En el segundo mandato de López Pumarejo -1942-1945- Gaitán es ministro de Trabajo, contradiciendo las tesis revolucionarias de los comunistas y sectores socialistas que se enfrentan en la lucha agraria y en los sindicatos. Renuncia al ministerio y en 1946 con su oratoria que hacía vibrar las multitudes se lanza a fortalecer la UNIR, perdiendo las presidenciales merced a una represión feroz a sus huestes en el país como a la controversia con los comunistas que se debatían entre la tendencia browderista de Augusto Durán y la revolucionaria del sector popular.(2)

Ante su avance como seguro ganador de las elecciones del 48, la rancia oligarquía que con el imperio y la CIA celebraban la IX Conferencia Panamericana, planea su asesinato en una calle de Bogotá el 9 abril de 1948, por el sicario Roa Sierra, provocando la insurrección popular anárquica con el “bogotazo” tomando alcaldías en Barrancabermeja y otros poblados, aplastadas por la brutal represión militar. La UNIR, que no organiza la resistencia se disolvió, pero los Comunistas con las autodefensa revolucionarias en el campo llaman a “responder a la violencia reaccionaria con la violencia revolucionaria”, iniciando la primera etapa de la resistencia guerrillera. (3)

Gaitán le imprimió a la UNIR su impronta socialdemócrata, con tendencias caudillistas, impidiendo la formación de otros cuadros y las “legiones”, y “escuadras” de la UNIR” con tendencias anárquicas y liberales fueron presa del oportunismo y la represión. El grito airado de Gaitán “Yo no soy un hombre, soy un pueblo” decía bien de su caudillismo, que desafortunadamente hoy siguen repitiendo muchos líderes en los nuevos procesos latinoamericanos y del Caribe.

_______________________________

(1) Sánchez Giraldo Gonzalo. “Las ligas campesinas en Colombia”. Pgs.60-112- 1ª edición. Tiempo Presente- Bogotá 1977.

(2) Las tendencias oportunistas del secretario del partido de Estados Unidos, Earl Browder, hicieron un gran daño, dividiendo y postrando a partidos y movimientos de Latinoamérica, que les impidió responder en ese momento crucial de la historia.

(3) Conclusiones Pleno del Comité Central del Partido-1949- Historia el Partido.