¿Congreso Judío o Congreso Bolivariano?
Mario Forti

En este día 24 de Marzo de 2007 se cumplen 31 años del golpe militar en Argentina. Desde 1976 y hasta 1983 un gobierno de militares, apoyados por sectores de la iglesia, de empresarios y medios privados que representan a la oligarquía argentina mantuvieron al país sureño bajo la más abominable y siniestra represión conocida por la historia de la patria de San Martín.


Sólo el saldo de desaparecidos fue de más de 30 mil seres humanos secuestrados, detenidos y muchos de ellos asesinados sin que ningún organismo nacional o internacional pudiera impedirlo. Hoy se cumplen 31 años del genocidio más terrible que conoce la patria de Ernesto “Che” Guevara. La dictadura militar cayó después de entregarse a una guerra contra Inglaterra a sabiendas que perdería no sólo territorio, sino pueblo. Por su puesto que no eran hijos de los militares en el gobierno los que luchaban en Las Malvinas. Como no son hijos de militares norteamericanos en el gobierno los que mueren en Irak. Hoy la senadora Cristina Fernández, esposa del presidente argentino será oradora de orden en el acto de clausura del Congreso Latinoamericano de Judíos en Venezuela, en el marco de los 40 años de aniversario de la Confederación de Asociaciones Israelitas en Venezuela.

Dentro de lo que representa la situación geopolítica mundial, sabemos cómo opera la influencia nefasta para nuestra revolución socialista y bolivariana del lobby judío en Washington : Dick Cheney, Wolfowitz, Perle, Douglas Feith,; Lewis «Scooter» Libby, un protegido de Wolfowitz que es o era jefe de gabinete del vicepresidente Dick Cheney; John R. Bolton, Elliott Abrams, James Woolsey, Richard Perle y muchos otros más trabajando en contra del poder popular. Wolfowitz opera como contacto de la administración Bush con el Comité Estadounidense-Israelí de Asuntos Públicos (AIPAC, por sus siglas en inglés) y es el actual presidente del Banco Mundial, institución que estimula la crisis entre Uruguay y Argentina en el caso de las papeleras, y causa la fricción que recientemente se notó ante la polarización ideológica de dos países con visitantes extremadamente opuestos política e ideológicamente: Uruguay recibiendo a Bush, Argentina a Hugo Chávez.

El lobby judío opera sobre los cuatro sectores claves del poder estadounidense: Defensa, el Complejo Militar Industrial, Wall Street y los medios de comunicación, vinculados a los consorcios armamentistas, petroleros, financieros y tecnológicos a través de infinitas redes. Suena extraño que la senadora argentina en un día como hoy cuando todo un pueblo peronista recuerda la más sanguinaria de las dictaduras en la historia del país de Evita, sea la oradora de orden del acto de clausura de la CAIV. El vínculo principal entre los think-tanks del Pentágono y el lobby, es el Instituto Judío de Asuntos de Seguridad Nacional (JINSA, por sus siglas en inglés) de Washington, que apoya al Likud, y que también emplea a muchos especialistas no-judíos en temas militares que realizan continuos viajes a Israel. ¿Acaso se ha olvidado la reciente masacre del pueblo libanés por parte de Israel apoyado por Bush? ¿Se puede pasar por alto la influencia desestabilizadora de Israel sobre los pueblos árabes que están decididos a ser libres, independientes y soberanos? Desde este lobby se construyeron las principales teorías legitimadoras de la invasión a Irak en base a informes falsos como lo fue, por ejemplo, la información provista a Bush sobre las armas químicas de Saddam, y sus presuntas vinculaciones con la organización Al Qaeda de Bin Laden.

¿No preparan otra guerra contra Irán (IV Guerra Mundial) con la misma metodología? ¿ No crean las matrices de opinión falsas sobre el gobierno bolivariano satanizando a Chávez como castrocomunista comeniños, tirano y demás, asimilándolo como lo ha dicho Aznar desde Chile, a Hitler, a Bin Laden. O como lo dijo recientemente el canciller colombiano, asociando a nuestro presidente a las FARC, como su ideólogo? Asociar a Chávez con el terrorismo mundial y latinoamericano ¿no es una matriz de opinión que va junto a toda la maniobra mediática en contra de la revolución bolivariana? ¿Escapa el juego de video Mercenarios II financiado por el falso defensor de los derechos humanos, el vocalista de U2 donde satanizan a nuestro máximo líder revolucionario a esta guerra de IV generación? El lobby judío impulsa abiertamente la intervención militar en todo el mapa de Medio Oriente para eliminar «la amenaza árabe a Israel», y sostiene que Israel y Turquía son los únicos verdaderos Estados-naciones de la región y han estado pronosticando la desintegración de algunos Estados árabes desde la primera Guerra del Golfo. El ex_presidente de la CAIV (1999-2002) acaba de decir: “En el mundo, básicamente, el antisemitismo actual es promocionado o patrocinado por el islamismo fundamentalista o extremista y tiene un carácter más político que otra cosa. Cabe advertir que es igual de peligroso y se debe luchar contra él para bien de los judíos del mundo y de la humanidad en general.”

Nosotros sabemos que EEUU gasta 270 Billones de Dólares anuales en armamento bélico para sostener 700 bases militares alrededor del mundo. Sabemos que el lobby judío que mantiene la doctrina Bush, y reedita el Plan Colombia, y los TLC por toda América Latina tienen una sola meta: imponer el nuevo orden mundial que no es otra cosa que imponer una dictadura desde Washington sobre el resto del mundo. Fabrican las mentiras para apoderarse de los recursos básicos (energía, agua, tierra, población) para someter al planeta a una tiranía imperial. Los contribuyentes norteamericanos han venido sufragando la maquinaria militar israelita durante 35 años a razón de 3 billones de dólares por año concedidos en concepto de ayuda directa, más de 100 billones en total.

Pearl Harbour les sirvió para entrar a los gringos en la II Guerra Mundialy ésta finalizó con la invasión a Palestina y la fundación del Estado israelí por influjo de Inglaterra y EEUU iniciando así la desestabilización de todo Oriente Medio, y por extensión, del planeta en estos momentos. El fraude electoral del 2000 del clan Bush sirvió para llegar al poder y favorecer al sionismo. El atentado de las Torres Gemelas sirvió para justificar un golpe de Estado e iniciar una guerra contra los árabes para apoderarse de sus recursos energéticos. La reciente gira de Bush por Sudamérica ha servido para dividir a países y a líderes de la región como lo estamos viendo a través de la trampa de los biocombustibles (etanol) y pretender con ello realizar un cerco a nuestro comandante revolucionario, aislándolo doblemente, de los países y de los líderes latinoamericanos. ¿Porqué la senadora candidata a la presidencia argentina no dice nada de lo ocurrido 31 años atrás y de la influencia del clan Bush en los golpes de Estado en el Cono Sur? ¿No estaba papá Bush en la dirección de la CIA entonces? ¿Acaso se olvida que el sionismo internacional dio el golpe de Estado al General Juan Perón en 1955 porque construía lo que hoy llamamos Socialismo del Siglo XXI en la Argentina de post guerra?

Nosotros no podemos, ni vamos a olvidar jamás lo que está ocurriendo con los pueblos árabes de Afganistán, Irak, El Líbano, Palestina y Siria; como no olvidaremos jamás lo que ocurrió en Vietnam, y otros países del Extremo Oriente; como no olvidaremos jamás lo que ha luchado el pueblo cubano para mantenerse digno y soberano, y lo que ha ocurrido en América Latina en las últimas décadas cuando se impusieron dictaduras militares para destruir naciones enteras por diversos medios (militares, económicos, políticos, mediáticos); como no olvidamos la injerencia en Venezuela de los organismos de inteligencia norteamericanos (lobby judío) impulsando el golpe militar de Abril del 2002. Por eso, creemos que esta visita de la senadora Cristina Fernández a Venezuela debería más que clausurar un congreso judío, estar en un estadio de béisbol recordando a Juan Domingo Perón y a la revolución socialista y peronista que impulsó Evita por los descamisados, que fue causa del Che Guevara por Cuba, Angola, Bolivia y Argentina y terminó siendo el paradigma del revolucionario mundial. Tanto Evita y Perón como el Che tienen algo en común, la guerra a muerte contra el imperialismo, donde quiera que se encuentre.
¡Patria, Socialismo o Muerte! ¡Hasta la victoria siempre! ¡Venceremos! ¡Perón y Evita la Patria Socialista! ¡Viva Chávez! ¡Viva el Che! ¡Viva Fidel! ¡Viva Perón Carajo!

Mforti9@cantv.net